Han pasado casi dos semanas desde el estreno de Vengadores: Endgame. Y la cinta ya es la segunda película más taquillera de la historia a nivel mundial. Al recaudar casi 2.189 millones de dólares supera a Titanic, que ostentaba ese título hasta el momento. Si logra recaudar 600 millones más, superará a Avatar y se convertirá en la película más taquillera de la historia.

En cualquier caso, los directores Joe y Anthony Russo parecen estar poco interesados en estos datos. Es más, les decepciona un poco que la taquilla sea lo primero de lo que se hable. Y por ello, junto a los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely, siguen realizando declaraciones sobre la película. Esta vez, en concreto, sobre las cosas que habían pensado inicialmente y que no han llegado a verse en pantalla.

Atención, SPOILERS

Cambio de planes

En un principio, el Profesor Hulk que hemos podido ver en Endgame iba a aparecer en Vengadores: Infinity War. Sin embargo, fue algo que descartaron debido aque era acelerar el arco de evolución que tenían preparado para el personaje. Según Markus, introducir a Profesor Hulk en la primera película era generar “un momento de felicidad cuando todo el mundo estaba deprimido”. Y no funcionaba.

Pero no fue el único personaje que sufrió un cambio de planes. Originalmente, era Ojo de Halcón el que se sacrificaba por la Gema del Alma y no la Viuda Negra. No solo eso, sino que la versión de Thor que vemos en la película está claramente influída por Taika Waititi, el director de Thor: Ragnarok. Que pidió a los guionistas respetar el toque humorístico que le había dado al personaje.

Sin embargo, otros cambios, llegaron mucho más tarde. En concreto en la sala de edición. Como es el caso del momentazo final de Tony Stark chasqueando el guantelete y diciendo “Yo soy Ironman”. Cuando rodaron la escena, Tony no decía nada. Fue el  montador, Jeff Ford, el que propuso que Tony dijera su mítica frase. Y la escena se volvió a rodar en los reshoots del pasado otoño. Todo un acierto.

Escenas descartadas

El regreso a Asgard fue una de las secciones de la película que más veces se reescribió. De hecho, originalmente eran Thor y Tony los que viajaban a la Tierra del Dios del Trueno. En el momento en que en Asgard había dos piedras del infinito: la de la Realidad y la del Espacio. Justo antes de que el Coleccionista se llevara una de ellas. De ese modo podríamos ver a Tony, un científico, en un mundo repleto de magia.

Incluso se llegó a plantear una escena donde Tony se escondía de Heimdall con un traje invisible. Sin embargo, aunque los guionistas eran reacios a volver a la batalla de Nueva York por repetir los “grandes éxitos”, los directores consideraron que era la decisión más acertada al ser la película más emocionante del grupo. Bueno, por eso y porque había tres piedras del infinito a la vez.

Aún así, la escena en Asgard siguió sufriendo modificaciones. Por un lado el momento de Rocket y Jane iba a ser más largo e implicaba la vuelta de la actriz Natalie Portman. Pero al final lo acortaron y la actriz solo participa en la película con su voz. También se planteó la posibilidad de que el Thor de Endgame se encontrara con el Thor de Thor: El Mundo Oscuro. Pero eso ya ocurría con el Capitán América tras la batalla de Nueva York y quedó descartado.

Otra de las escenas que se descartó fue la protagonizada por Katherine Langford. La actriz de la serie Por Trece Razones, había sonado con fuerza para interpretar un papel desconocida. Pues bien, dicho papel era el de Morgan, la hija de Tony Stark, de adolescente. En una especie de escena similar a la de Thanos y la pequeña Gamora dentro de ese limbo metafísico tras el chasquido.

Sin embargo, mientras que al personaje de Thanos le aportaba profundidad, la escena no funcionaba igual de bien con Tony.

«Nos dimos cuenta de que no sentíamos ninguna conexión emocional con la versión adulta de su hija. La intención era que su hija del futuro, le perdona desde allí y le da un poco de paz para descansar eternamente. Pero nos dimos cuenta de que el público no la reconocería al no haberla visto antes en la película».

Otra batalla final

Originalmente, la batalla final de todos los Vengadores contra Thanos era MUCHO más larga. Hasta el punto de contar con 3 actos por sí misma. Sin embargo, no terminaba de funcionar porque no se veía natural:

Escribimos una escena en una trinchera. Lo que provocaba la batalla se detuviera durante unos tres minutos y había 18 personas diciendo: “¿Qué vamos a hacer?”, “Voy a hacer esto”, “Voy a hacer esto”, “Voy a hacer esto”. Simplemente pasando de uno a otro en esta escena completamente falsa.

Cuando tienes tanta gente, constantemente es una línea, una línea, una línea, una línea. Y esa no es una conversación natural. También les exigía encontrar un refugio para tener una conversación en medio de la batalla. Y esto no era una educada batalla de la Primera Guerra Mundial donde tienes un momento”.

La buena noticia fue que, en su lugar pudieron añadir escenas que quedarán para el recuerdo como la unión de vengadoras femeninas en torno a la Capitana Marvel. Aunque reconocen que este personaje les trajo varios quebraderos de cabeza en cuanto a su actitud. Por no saber si debía ser encantadora o complaciente. Así que al final hicieron lo que les pareció más divertido.

Los Personajes que no están

Mucho se ha comentado sobre la ausencia de Daredevil, Jessica Jones, Punisher, Luke Cage y Iron Fist en la película. Lo cierto es que los guionistas tuvieron en mente su aparición durante un tiempo. Pero el no haber aparecido nunca antes en ninguna película les hizo descartar la idea.

“Tendríamos que presentar a estos cinco personajes. Ya estamos asumiendo que la gente ha visto muchas de las películas. ¿Realmente vamos a asumir que han comprado una suscripción a Netflix y han visto esas series lo suficiente como para que cuando los vean los reconozcan? Al final el único personaje que ha venido de la televisión al cine ha sido Jarvis”.

Lo mismo ocurría con los X-Men y los Cuatro Fantásticos. En el momento en que se escribió el guión, aún no existía acuerdo entre Disney y 20th Century Fox. Por lo que no podían usarlos. Y no podían reiniciar los personajes cuando X-Men: Fénix Oscura aún ni se había estrenado.

Por último, otros que se quedaron en el tintero fue el Tribunal Viviente. Esta entidad cósmica que supervisa el equilibrio del universo iba a aparecer en Infinity War durante la pelea de Titán. Pero al final era demasiado enrevesado y optaron por eliminarlo.