Spiderman: Homecoming una buena adaptación

A raíz de mi crítica personal a la película de Venom, le he dado muchas vueltas a qué hace que una película basada en un libro o en un comic sea una buena adaptación. Por eso, he decidido hacer una reflexión personal sobre cómo hacer una buena adaptación a un libro o comic. Y para ello, tomaré como ejemplo la última película del trepamuros, Spiderman: Homecoming. Así que por si acaso, que sepáis que habrá SPOILERS de aquí en adelante.

A estas alturas creo que todos sabréis que soy bastante fan del género de superhéroes. Y mi predilección por el hombre araña se ve a la legua. Sigo sus aventuras semanalmente en la edición norteamericana. Y creo que tengo casi todas las recopilaciones con los comics originales y sus más de 40 años de historia. Por eso, cuando se anunció que los derechos de Spiderman volvían (parcialmente) a Marvel, me alegré enormemente.

Y que conste que a mí la trilogía de Raimi (a excepción de la tercera parte) me gustó mucho. Y fue la que me hizo comprarme todos los comics antiguos. No pasó lo mismo con The Amazing Spiderman. Que aunque la primera me gustó y me pareció una buena adaptación y actualización, la segunda me pareció un manual de todo lo que no se debe hacer en una segunda parte.

Adaptaciones al cine de Spiderman

El caso es que tener a Spiderman en el Universo Cinematográfico de Marvel era una buena noticia. Pero claro, había un “pequeño” problema. ¿Cómo introducir un personaje que ya ha sido adaptado dos veces distintas en la última década y no caer en la repetición? Y ahí es cuando se les fue de las manos.

Los orígenes del personaje

Todos conocemos la historia de Spiderman. A Peter Parker le pica una araña “radiactiva”, le salen poderes y matan a su tío Ben accidentalmente por su culpa. “Todo poder conlleva una gran responsabilidad”. A partir de ahí, puedes hacer lo que quieras.

Las adaptaciones son eso. Adaptaciones. Conllevan cambios. Porque no es lo mismo un comic que una película o una serie. Tienen lenguajes distintos. Y lo que funciona en unas, no tiene por qué funcionar en otras. Así que eso es algo que hay que tener en cuenta. Lógicamente, si estamos actualizando el personaje, una araña radiactiva no tiene sentido. De ahí que en todas las adaptaciones a la gran pantalla se hable de una araña mejorada genéticamente. Buena idea. Buena adaptación.

En la trilogía de Raimi, respetaron al 100% sus orígenes. No se podía ser más fiel. En The Amazing Spiderman, decidieron variar un poco esto, pero lo hicieron con mucho sentido. Esto quiere decir que tío Ben muere a manos de un atracador de una tienda en lugar de un ladrón de un combate de lucha libre. No pasa nada. La esencia continúa.

Muerte de tío Ben en Spiderman y The Amazing Spiderman

Y además deciden unir la picadura de la araña con Oscorp, la maquiavélica empresa de Norman Osborn. También me parece un acierto. De hecho, es lo mismo que decidieron los guionistas de Ultimate Spiderman, la línea de comics alternativa que re-escribía las aventuras del trepamuros y de la cual ya hablé aquí. En resumen, dos pequeñas variaciones pero que no afectan al mito.

En Spiderman: Homecoming decidieron, con muy buen criterio, que no era necesario volver a contar la picadura. Ya nos la sabemos, y sería volver a intentar variar algo que tampoco tiene mucha variación. Por eso, para cuando empieza la película, Peter es un Spiderman novato y su tío Ben ya ha muerto. El único “pero” es que parece que no le ha comentado eso de “un poder conlleva…”. Pero vamos, es un detalle sin apenas importancia.

Y hablando de sus tíos, a mí, personalmente, no me disgustó que tía May tuviera entre 40-50 años. De hecho es lo más lógico del mundo teniendo en cuenta que en los comics sigue viva. Eso sí que es un despropósito. ¡Esa anciana es inmortal! Está bien que en las películas hayan decidido restarle edad y así explotar mejor el personaje. ¿Que la edad de tía May en The Amazing Spiderman sería más adecuada? Pues también puede ser, pero igualmente no me parece un error.

Tía May rejuvenece co el paso de los años

El Villano

Spiderman posee junto a Batman una de las mejores galerías de villanos de los comics. ¿Qué hacer cuando ya se han utilizado a la mayoría de ellos? Pues al igual que hizo The Amazing Spiderman, coger a uno “secundario” y reescribirlo como una verdadera amenaza. Y el Buitre cumple con creces.

No tiene sentido que sea el anciano que es en los comics. Así que escoger a un hombre próximo a los 60 años me parece una muy buena idea. No solo eso, sino que le dan un motivo de peso. Que aunque no es el de los comics, lo hace humano y le da profundidad. Además, Adrian Toomes en los comics roba bancos porque sí. Aquí también los roba pero al menos tiene argumentos. Sigue respetando su esencia. Y Michael Keaton lo interpreta magníficamente bien.

Sí que es cierto que muchos se quejaron de cómo es posible que un villano de “segunda” supusiera tal amenaza para Spiderman. Pero en verdad el Buitre nunca ha sido de segunda. De hecho, forma parte de la alineación principal de los Seis Siniestros. Y teniendo en cuenta que es un Spiderman primerizo, tiene sentido que le cueste más vencerle de lo que le costaría con más experiencia.

El Buitre en Spiderman: Homecoming y en los comics

¿Cuál fue la gran licencia que se tomaron con el personaje? Convertirlo en el padre de Liz Allan, el interés amoroso de Peter. Y aún así, tampoco me molestó. Porque los padres de Liz en los comics tienen relevancia cero. Y aunque la hija de Toomes se llame Valeria y siguiera los pasos criminales de su padre, dudo que fueran a seguir esa dirección en las películas. De modo que como giro de guión realmente me parece muy bueno. ¿Es fiel al material original? No. Pero, de nuevo, tampoco afecta a la esencia de ninguno de los dos personajes.

En cuanto a los otros dos villanos que aparecen, Marvel parece haber aprendido de sus antecesoras. Meter muchos villanos con trama es un problema, así que se quedan como secundarios correctos. Y tanto el Chapucero (Tinkerer) como el Conmocionador (Shocker) en sus dos versiones, son bastante fieles a las viñetas. Aunque Shocker podía haber dado para un poco más.

El entorno de Peter

Y si de momento  todos los cambios que han realizado no me han parecido malos, ¿por qué digo que se les fue de las manos? Porque donde en mi opinión sí que fallaron, fue en una de las cosas más importantes. El entorno de Peter.

Para empezar, no entiendo por qué esa manía de adaptar al Peter del instituto si esa parte de su vida apenas duró en los comics 28 números de los más de 800 que hay actualmente. Como curiosidad, os comento que en número de su graduación, Peter se tiene que enfrentar al hermano de Liz Allan, Mark Raxton, alías El Hombre Ígneo.

Betty Brant, Flash Thompson, Liz Allan, Ned Leeds, Michelle y Peter en Spiderman: Homecoming

El caso es que en la trilogía de Raimi, Peter se gradúa en la primera película. Lo hace también en The Amazing Spiderman 2. Pero en Marvel han dicho que por lo menos, esta nueva trilogía estará por completo localizada en el instituto. Y lo cierto es que me da coraje. Porque Spiderman tiene mucha más historia. Entiendo que también ha sido por diferenciarlo de otros personajes del Universo Cinematográfico. Porque aún no había ningún personaje adolescente. Pero igualmente encasillarlo de esta manera me duele. Y eso no es lo peor.

Porque si al menos su instituto fuera un reflejo del de los comics (como lo fue en las adaptaciones anteriores), tendría un pase. Pero es que han decidido meter a personajes de toda la vida a convivir con Peter en el instituto. Y a cambiar la esencia de otros ya presentes. Y ahí sí que como fan me dolió. Pero vayamos por partes.

Ned Leeds. ¿Quién es Ned Leeds? En los comics es un periodista compañero de Peter en el Daily Bugle. No se llevan especialmente bien debido a que a ambos les gusta Betty Brant, la secretaria de Jameson. De hecho, Betty terminaría casándose con él y a Ned lo asesinarían haciéndolo pasar por el villano El Duende. Ojo, no confundir con el Duende Verde. Son personajes distintos. El caso es que Betty, con el paso de los años acabaría demostrando su inocencia. Pero lo importante es que Ned y Peter no son amigos y mucho menos fueron juntos al cole.

Ned Leeds en los comics, Ned Leeds en Spiderman: Homecoming y Ganke en Ultimate Spiderman. ¿Parecidos razonables?

Entonces, ¿quién puñetas es este tío al que han metido con calzador para que Peter tenga un amigo? Vamos a ver, para empezar, Peter no tiene amigos. Esa es su esencia. Es un pringado. Un empollón. Y los atletas del instituto se meten con él. Entiendo que ya que no incluyes el origen de Spiderman, necesitas que Peter se lo cuente a alguien en algún punto. ¿Pero porqué coges a un personaje de los comics que no tienen nada que ver y lo colocas ahí? Invéntate uno nuevo. Eso me molestaría muchísimo menos. O al menos, no lo llames Ned. Llámalo Ganke.

¿Y ahora quién es Ganke? Pues como ya expliqué en otro artículo, Ganke es el mejor amigo de Miles Morales, el Spiderman alternativo de la línea Ultimate. Y es EXACTAMENTE igual al Ned de la película. ¿Por qué no ponen directamente a ese personaje? Vale que pertenecen a universos distintos, pero es una opción mil veces mejor que cambiar la esencia de otro. Es más, hasta me parecería un buen homenaje y guiño a los fans.

Betty Brant en Spiderman:Homecoming parece Gwen Stacy

Pero Ganke no es el único. También han colocado ahí a Betty Brant como la reportera del colegio. Con relevancia cero en la trama. Es un mero cameo. Con cambio físico incluido. De hecho parece más Gwen Stacy que la propia Betty Brant. ¿Por qué colocan a la secretaría del Bugle ahí si no le van a dar ni una frase? Para eso, que no llamen a ese personaje Betty Brant. Es una amiga de Liz y ya está. Y ojo, que el cambio físico no es lo que más me molesta.

Como con Liz Allan, que en los comics es rubia y caucásica y aquí la interpreta una actriz negra. Sin embargo, me parece fenomenal. Porque de ese modo la diferencias de Gwen Stacy, que sí que está en su esencia el ser rubia. Pero en Liz Allan no. Liz Allan mantiene su esencia sea de la raza que sea. No ocurre lo mismo con Flash Thompson.

Liz Allan en Spiderman: Homecoming y en los comics

Flash Thompson es la representación del atleta prototípico americano. Rubio, alto, fuerte y de ojos azules. Que conquista a todas las chicas y tiene el cerebro de un mosquito. Y mientras que en las adaptaciones anteriores se respetaba esa regla, aquí han colocado a un chaval de de ascendencia guatemalteca, bajito y regordete. Y que en lugar de meterse con Peter por ser un empollón, va de pijo y guay y el resto del insti también pasa de él. ¡Pero si es hasta más pringado que Peter! ¿Cómo va a resultarle una amenaza?

El director quiso justificar todos estos cambios diciendo que en los institutos actuales, hay una gran mezcla de etnias. Y quería representar eso. Y me parece fenomenal. Tiene toda la razón del mundo. Pero no te cargues la esencia de los personajes. Lo de que sea latino me da más igual, pero Flash Thompson no puede ser un bajito pringao. Porque luego se convertirá en un héroe militar y será Venom durante una temporada. Y eso no encaja con este Flash Thompson.

Flash Thompson en los comics y en Spiderman: Homecoming

Y así llegamos a Michelle, el controvertido personaje de Zendaya. Se rumoreó durante mucho tiempo que Zendaya interpretaría a Mary Jane, la famosa pelirroja futura novia de Peter. Finalmente no ha sido así… Más o menos. Y mejor que así sea, porque Michelle no es PARA NADA Mary Jane. Y no porque Zendaya sea negra, sino porque la esencia del personaje es otra.

Mary Jane es un personaje carismático, divertido, con mucho drama detrás pero que oculta para ser la amiga fiestera. Se convertirá en modelo y deja un rastro de babas allá por donde pasa. Y aunque Zendaya sí que es de lo más atractiva, Michelle no es este personaje. De hecho, su descripción encaja más bien con la de Debra Whitman, una compañera de universidad de Peter que descubre su secreto. Y en mi opinión, si la hubieran llamado así, hubiera sido un gran acierto. Porque al igual que con Liz Allan, aunque Debra no sea negra en los comics, su raza no afecta a su esencia.

Pero lo que sí que está en la esencia de Mary Jane es ser pelirroja. Como en la de Gwen ser rubia o Peter ser blanco. Si quieres a un Spiderman negro, tienes a Miles Morales, que es un personajazo y su peli Spiderman: Un Nuevo Universo tiene pintaza. No está en la esencia de Mary Jane ser negra. Pero, bueno, de la cuestión racial en las adaptaciones ya hablaré más detenidamente en otro artículo.

Zendaya y Mary Jane

Y seguro que alguno diréis, “pero en la línea Ultimate, Mary Jane también es una empollona como Peter”. Y es cierto, pero se supone que esta adaptación no es de la línea Ultimate, aunque tengan puntos en común. Con lo cual, espero que el hecho de que Michelle se apode MJ se quede en un mero homenaje y no pase de ahí.

Y ojo, que como personaje inventado e interés amoroso de Peter me encanta. Es más, me parece muy acertado que hayan usado a Liz como interés de esta primera película. Porque no había salido en ninguna de las adaptaciones anteriores y Peter también estuvo detrás de Liz durante un tiempo. Y me parece también genial que creen una relación adicional entre Peter y Michelle aunque no exista en los comics. Y que la exploren durante esta primera trilogía. No tengo problema ninguno. Lo cierto es que ambos tienen una química excelente. Pero espero que más adelante, aparezcan en la vida de Peter Gwen y MJ porque es la mitología del personaje.

El mentor y el traje

Otro de los aspectos que también me chirrió de la película fue la aparición de Tony Stark. Aunque he de confesar que por los tráilers me lo esperaba mucho peor y al final no me disgustó su participación. Quiero decir, tienen sentido, por cómo han constituido el Universo Cinematográfico Marvel, que Tony ejerza de mentor de Peter. Mientras que ambos personajes en las viñetas tienen prácticamente la misma edad y una extraña relación de competitividad-amor-odio.

Por los avances, parecía que la película iba a ser “Las aventuras de Ironman y Spiderman”. Y no fue así. Sino que Tony se limitó a cumplir las funciones de tío Ben, ya que este no aparece en la cinta. Aunque he de reconocer que me hubiera encantado que en el climax de la película, cuando Peter está enterrado en escombros (gran homenaje al Amazing Spiderman #33), Peter hubiera recordado alguna escena con su tío y este le dijera la frasecita típica de “todo poder…”. Pero bueno, eso ya es un gusto personal.

Tony Stark (Aka. Uncle Ben 2.0) y Peter

Además, tiene sentido que Tony le dé su primer traje. Porque que un chaval de 15 años pueda coser uno es algo surrealista. Eso sí, demasiadas funciones para su primer traje. Y el hecho de que tenga una Inteligencia Artificial como Ironman también me chirría. Pero lo cierto es que son detalles más sin importancia.

Conclusión

A pesar de que Spiderman: Homecoming, como película, funciona y muy bien, como adaptación tiene varios detalles dolorosos. Porque como en toda adaptación puede haber cambios lógicos (la edad de tía May, que no aparezca tío Ben, que Liz sea la hija del Buitre…), cambios que chirríen a los fans (Tony de mentor o el traje con multifunción) y cambios que pasan por alto la mitología del personaje (Ned/Ganke, Flash Thompson o Michelle/Mary Jane).

Y es que, en resumidas cuentas, lo que creo que hace que algo esté bien adaptado es que no cambie su esencia. Lo que lo hace popular. Las adaptaciones suponen cambios, pero no es lo mismo que en El Señor de los Anillos Sam tenga más peso en las películas que en los libros, a que por eso mismo sea él quien arroje el anillo en lugar de Frodo. Eso es cargarse la mitología del personaje.

Por eso, para mí, Spiderman: Homecoming podría haber sido mejor. Y espero que con las secuelas, vayan solucionando algunos de estos errores. Y eso que Tom Holland me parece el mejor Peter Parker hasta la fecha. Vamos, el más fiel a los comics sin duda. Pero como también suelo decir: para gustos, los colores.

 

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de