Desde que la serie finalizara en 2013, mucho se ha hablado acerca de una película de Breaking Bad. Se ve que cinco magníficas temporadas no son suficientes para los fans. Que siguen pidiendo a gritos una continuación con Jesse Pinkman como protagonista. Es por esto que las redes se han vuelto locas con la publicación de dos fotos en los instagrams de Brian Cranston y Aaron Paul. Ambas con el mismo mensaje: “Pronto”.

View this post on Instagram

Soon

A post shared by Aaron Paul (@glassofwhiskey) on

Bien es cierto que desde finales de 2018 los rumores sobre la materialización de esta película aumentaron. Llegando a confirmarse que estaría escrita y dirigida por Vince Guilligan que se lanzaría vía Netflix. Incluso el propio Cranston reconocía el desarrollo de la misma, aunque sin decir si formaría parte de ella o no. Sin embargo, en febrero de este año, el actor Aaron Paul afirmaba no saber nada del proyecto. Hasta ahora.

Lo cierto es que la imagen de los burros no ha sido la única pista que han lanzado los actores. El pasado 3 de julio Paul publicó otra foto en su cuenta donde se podía ver a los dos actores junto al texto “Aún más pronto”. Y aquí es donde los seguidores han empezado a sospechar que no se trate más que un juego entre los intérpretes. Avivando las expectativas sobre una película que no es más que un montón de rumores.

View this post on Instagram

Even sooner

A post shared by Aaron Paul (@glassofwhiskey) on

Sin continuación

Lo cierto es que el final de Breaking Bad es bastante cerrado y de continuarlo, sería necesario prescindir de varios de sus protagonistas. De ahí que el spin-off de la serie, Better Caul Saul, se sitúe en el pasado. Ofreciendo a los fans multitud de guiños y personajes de la serie madre. La pregunta es ¿es necesaria una continuación cuando el final de la serie ya es perfecto?

Y más teniendo en cuenta que cuando la serie aún se estaba emitiendo, Jeffrey Katzenberg (co-fundador de Dreamworks) ofreció a Guillegan y el resto de creadores 75 millones de dólares por 3 episodios adicionales. Algo que el equipo rechazó debido a que el final que ya tenían en mente no se podía alargar más por motivos lógicos.

Teniendo en cuenta que cada episodio de la serie costaba 3’5 millones, la oferta de Katzenberg era bastante jugosa. Y si ya dijeron que no en su momento, ¿por qué iban a  desarrollar una película a estas alturas? En cualquier caso, no se trata más que de rumores y especulación. Lo que sí parece claro es que tanto Cranston como Paul se lo están pasando en grande con tanta expectación. ¿Se quedará todo en el mero trolleo?

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de