En apenas un par de días se estrena en nuestras pantallas el remake de live-action de Aladdin. El clásico de Disney de 1992 cobra vida de la mano del director Guy Ritchie. Con un reparto encabezado por Mena Massoud como Aladdin, Naomi Scott como Jasmín y Will Smith como el Genio.

Un Genio que no ha estado exento de polémica. Y que ha sido examinado con lupa con cada nuevo tráiler y avance que se mostraba. Por eso, el director y los actores han realizado diversas declaraciones a cerca de los cambios que hay con respecto a la película de animación original. Empezando por el propio Genio, cuyo problema, según Ritchie era salir demasiado poco en el primer tráiler:

“Es probable que, si se hubieran visto más del Genio, este debate no habría empezado. Queríamos evitar meternos en el terreno de la encarnación previa del personaje. No queríamos copiar de una manera torpe lo que Robin Williams había hecho. Tuvimos que crear nuestro propio Genio, pero que a la vez respetara la versión previa”.

Pero ese no será el único cambio con respecto a la cinta original. Para el director, uno de los principales objetivos era modernizar la historia para hacerla más cercana a nuestra sociedad actual. Para ello, no sólo era necesario humanizar más a los personajes, sino también mostrar el empoderamiento de Jasmín y tener un reparto diverso y plural:

“Se trata de la misma historia y la misma lucha que en la primera versión. Lo que cambia son los matices del personaje. Mi tarea principal era hacer a Aladdin encantador para que los espectadores sintieran empatía hacia el personaje.  Además, queríamos crear un Agrabah que nos pareciera representación de un país multicultural en Oriente Medio”.

Algo en lo que coincide el actor Mena Massoud, que ha declarado sentirse orgulloso de pertenecer a una película que representa el movimiento que ha empezado en Hollywood. Que marca un ejemplo de que grupos diversos étnicamente pueden protagonizar películas con éxito.

Canciones originales

Pero la profundización en los personajes, la modernización del Genio y la multiculturalidad no son las únicas novedades del remake. Ya que la película cuenta con varias canciones originales compuestas por Alan Menken, compositor de la música original del clásico. Entre ellas, “Speechless”, la canción que cantará Jasmín en la película y que ha compuesto junto a Justin Paul y Benj Pasek. Ambos conocidos por la banda sonora de El Gran Showman y La La Land. La Ciudad de las Estrellas.

Una canción que para Will Smith es la “representación de todo lo que aporta esta nueva versión del clásico. Un himno al empoderamiento femenino muy ligado al movimiento #MeToo”. Y que, en palabras de la propia actriz Naomi Scott, es la canción más dura que ha cantado en su vida:

“En un puñetazo en la cara. La búsqueda de Jasmín por encontrar su propia voz e identidad para poder ser la mejor líder para su pueblo. ¿Cómo de oportuno es esto? Jasmín no es perfecta y no siempre consigue lo que quiere. Sabe que puede perder esa batalla pero necesita dar el paso. Espero que llegue a las jóvenes que la escuchen. Es mi objetivo.”

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de