En verano aproveché algunos ahorros que tenía para comprarme varios mangas. Dos tomos de One Piece, otros dos de Berserk, tres de Buenas noches Punpun y uno de Kimetsu no Yaiba (Guardianes de la noche en español). Tras acabarme el anime de este último, me he dado cuenta de cómo una adaptación puede mejorar una obra.

El anime de Kimetsu no Yaiba ha sido un éxito. Con solo una temporada de 26 episodios ha entrado entre los 20 mejores animes de MyAnimeList. La trama es interesante, empatizas muy rápido con alguno de los protagonistas y los villanos son muy carismáticos. Es un muy buen anime.

Sin embargo, yo tenía el primer tomo (que se traduce a los 4 primeros episodios del anime) y me dije: «Me leo esto que es como media hora y si me gusta me veo el anime«. Al verme ya el anime, me fijé que en esos primeros 4 capítulos hay cosas diferentes del manga. No es relleno ni nada por estilo, sino que reordenan diálogos y escenas.

En un primer momento esto me extrañó. Por qué no lo dejan como en el manga pensé hasta que pasaron los episodios. La carga emocional que tenía ese diálogo en el anime era mucho mayor que en el manga: te avisan de un peligro (por lo que añaden tensión), te da una pista de lo que sucederá después (lo que deja con intriga o satisface al espectador si acierta) y provoca que el sentimiento sea más poderoso. En definitiva, mejoraba las escenas.

Este diálogo, que es entre Tanjiro y los hermanos Sabito y Makomo, es la representación de una de las etapas del viaje del héroe que sufre el protagonista a lo largo de la obra. No diría que es vital, pero si es bastante importante. Y el anime ha conseguido mejorar la obra original. Además de esto está la música, un mejor dibujo, animación, etc. Elementos que no pertenecen al manga pero que, si están bien hechos, pueden elevar a su correspondiente anime.

Esto no sólo ocurre en la animación japonesa, también en occidente. A pesar de que Stephen King aborrezca la película de Kubrick de El Resplandor por cambiar varios elementos de la trama (como la apariencia de la madre o la muerte del padre), la película de Kubrick causa un mayor impacto en el espectador, por cosas como el montaje, la fotografía o la banda sonora.

Una adaptación puede mejorar la obra original, aunque no sea totalmente fiel. Esos cambios tienen una razón de ser que pueden que mejoren la obra original por las limitaciones de la misma. Que haya banda sonora o montaje, un gameplay para llevar la historia a tu ritmo, monólogos internos que bajarían el ritmo en una película. Cada medio tiene unas reglas y pasar de uno a otro no significa adaptar palabra a palabra, significa adaptar de medio a medio.