Hoy ha tenido lugar la presentación de la tercera temporada de La Casa de Papel. Un evento al que han acudido Alex Pina, creador de la serie, el director Jesús Colmenar y la gran mayoría de los actores. Tanto repetidores como nuevas incorporaciones. Sin embargo, nada más empezar han destacado la ausencia de uno de ellos. En concreto de Enrique Arce (Arturo), ya que se encuentra rodando escenas de la temporada 4.

Así es. La Casa de Papel contará con una cuarta temporada que ya se encuentra en fase de rodaje. Y, de hecho, aunque la nueva tanda de episodios llegará a Netflix el próximo 19 de julio, Pina no descarta la posibilidad de una quinta. Lo que sí han dejado en el aire es si tanto esa cuarta como potencial quinta serán una continuación de lo ocurrido en la tercera. O si, por el contrario, abarcarían un nuevo atraco.

En cualquier caso se trata de una noticia que demuestra el excelente estado en el que se encuentra la ficción española. Una ficción que ha pasado de ser emitida en una cadena nacional, a un fenómeno mundial visto en más de 190 países.  Pero que, a pesar de ello, y de que la serie ahora contará con localizaciones internacionales, pretende seguir siendo muy “ibérica”, como dice Pina:

“Hay que reivindicar lo español, lo ibérico o lo latino. Creo que la gran apuesta o identidad de la serie es latina. Y es aportar al género del atraco perfecto una dimensión emocional española, ibérica, latina, mediterránea. De modo que descarto por ahora que la banda de un golpe internacional. Siempre hay alguien que quiere que robemos Fort Knox, de momento tenemos otros caminos que recorrer”.

El motor emocional de la temporada 3

A pesar de su éxito cuando llegó a Netflix, todo el mundo se sorprendió con el anuncio de una tercera temporada. Sobre todo porque la serie ya tenía un final cerrado y muy satisfactorio. De manera que el pensar cómo continuar la ficción sin decepcionar a la audiencia suponía una gran presión. De ahí que la idea de que la idea se reuniera para rescatar a Río de la policía fuera el motivo perfecto.

“Necesitábamos un motor emocional y tardamos mucho en decidirnos. Si ves que en lugares remotos de todo el mundo todo el mundo es fan de esta banda te das cuenta que necesitas una buena idea. ¿Por qué Río y no otro personaje de la banda? No fue una elección sencilla. Nos planteamos muchas cosas aunque no solemos quedarnos con la primera idea que nos surge.

Necesitábamos un catalizador para unir a la banda y el cazar a Río ponía en movimiento a Tokyo. Que es la narradora de la serie y la que tiene más carácter en esa línea de confrontación. Funcionaba muy bien que ella lo guiase todo. Fue una razón narrativa, pero también emocional, de fuerza y de carácter.

Nosotros, además de trabajar en un atraco perfecto con las líneas maestras de lo que es el género norteamericano o anglosajón, con un cerebro, un robo, una estrategia y una tensión o línea de thriller, también trabajamos con una línea de intimidad o muy emocional. Esas dos partes que se juntan siguen siendo el ADN de La Casa de Papel”.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de