Han pasado ya 6 años desde que se anunciara el desarrollo de una serie basada en el conocido videojuego Halo. En 2013 El mismísimo Steven Spielberg confirmaba su participación en la misma por medio de su productora, Amblin TV. Con el apoyo también de Microsoft / 343 Industries. Y un año más tarde, la cadena de cable Showtime cerraba el acuerdo de su distribución. Pero desde entonces, nos hemos encontrado con el más absoluto silencio.

Hasta ahora. Bien es cierto que ya en verano del año pasado se anunció que la serie contaría con Kyle Killen y Rubert Wyatt como productores y directores de varios de los capítulos. Sin embargo, estas Navidades Wyatt anunciaba su salida por incompatibilidad de agenda.  Y aunque continuará en el proyecto como productor, deja vacante la silla de director.

Pero desde Collider nos llega la noticia de que el puesto ya ha sido ocupado. Por nada más y nada menos que Otto Bathurst, creador de Black Mirror y Peaky Blinders. Algo que sin duda animará a los fans y que aporta cierta sensación de confianza en el proyecto. Del cual conocemos más bien poco. A excepción de que la primera temporada constará de 9 capítulos y que se espera que la producción comience este verano.

Adaptando el universo Halo

En palabras de Steven Spielberg, «el universo de ‘Halo’ está lleno de héroes, mundos y maravillas. Siendo una increíble oportunidad para mostrar la intersección donde la tecnología y la creación del mito convergen«. Y es que uno de los principales motivos de la dificultad en adaptar este universo, es su complejidad.

Halo nos presenta una guerra interestelar situada en el siglo XXVI. Donde la humanidad lucha contra una alianza teocrática de alienígenas llamada El Pacto (Covenant). Un culto religioso cuyos líderes adoran a una antigua civilización conocida como los Forerunners. Dentro de este caos, seguiremos a un supersoldado humano genéticamente mejorado, el maestro John-117. Siempre acompañado por Cortana, una inteligencia artificial.

14 videojuegos, 13 novelas, comics y una miniserie anime entre muchos otros productos hacen del universo Halo una franquicia cuyas ganancias ascienden a los 5.000 millones de dólares. ¿Podrá esta serie a imagen real ser la guinda del pastel?