Surgical Goblin celebrando una victoria con Team Queso.
Surgical Goblin celebrando una victoria con Team Queso.

Se vienen unos cuantos cambios de balance para Clash Royale. Es un secreto a voces, por lo que los jugadores más influyentes ya han comenzado con sus cábalas y deseos. Es el caso de Surgical Goblin, que ha publicado en su cuenta de Twitter las modificaciones que él llevaría a cabo.

En cuanto a los nerfeos, el jugador de Team Queso retocaría al Fantasma real, a los Murciélagos y el Megacaballero. Así como la Choza de duendes, la gran odiada en este meta al convertirse en pieza indispensable para abordar cualquier competición.

El principal problema del Fantasma real parece ser su gran aguante. Es por ello que Surgical desearía un descenso de sus HP, dada su facilidad para golpear la torre. Un poco lo mismo sucedería con el Megacaballero, además de su daño de salto, el cual se espera que sea reducido o, incluso, eliminado.

Los deseos de Surgical Goblin en el próximo cambio de balances.
Los deseos de Surgical Goblin en el próximo cambio de balances.

El caso de los Murciélagos sería distinto, pues se la ve una carta equilibrada. Aunque el jugador holandés reduciría la tropa de cinco a cuatro murciélagos.

Más sangrante resulta el poder de la Choza de duendes. Más allá de su guarrería, la estructura espamea duendes con demasiada rapidez. No es raro, por tanto, encontrarla en una gran parte de mazos competitivos. Sus sinergias con los beatdowns, especialmente el Gólem, la han convertido en la carta más molesta del momento.

Reducir sus puntos de vida y la duración en el campo hasta los 50 segundos, sería la solución de Surgical.

Los buffs de Surgical Goblin

En cuanto a los buffs, Surgical Goblin rescataría ciertas cartas olvidades. Tales como el Rayo, al cual reduciría su coste de elixir a cinco, o los Esqueletos, planteando elevar su número de tres a cuatro. También le gustaría al de Team Queso que los Zappies se convirtiesen en una carta jugable. Propone, por tanto, subirles los puntos de vida y la velocidad de ataque, viendo su capacidad para resetear tropas enemigas.

Lo más interesante sería el buff que el holandés tiene preparado para el Bombardero. Es una de esas cartas en desuso pero que, en realidad, mete de lo lindo. La nota negativa sería su poco aguante, por lo que Surgical desearía que su muerte tuviese algún tipo de bonificación. Tal y como él dice, podría ser curioso que el Bombardero soltase una bomba al morir, igual que su hermano mayor, el Esqueleto Gigante. ¿Estará teniendo en cuenta Supercell los deseos del holandés?

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de