El roster de Movistar Riders se queda en cuadro.

Llegan las Navidades y con ellas muchos cambios en el roster de más de un equipo. Especialmente en Clash Royale, donde las exigencias cada vez son mayores. Ahora le toca el turno a Movistar Riders que, según ha anunciado en su página, prescindirá de buena parte de su plantilla. La idea sería conformar un proyecto exitoso dentro de un mundo en expansión como es la modalidad competitiva en Clash Royale.

Hace unos días, Arctic Injoo hizo lo propio con la mayoría de su roster. Es cierto que la decisión fue tomada por sus jugadores. Aunque la realidad es que los Arctic deberán conformar un proyecto sólido prácticamente desde cero. Y es que jugadores como Miguel “Miguelinho” Buitrago, Iliass “ShiR” el Morabet o Cristian “KaNaRiOoo” Sánchez han decidido salir de su actual club por su propio pie.

En  el caso de Movistar Riders, los cambios han sido anunciados en su propia página web. Confirman así los tuits que sus jugadores habían dejado por las redes, comunicando que no seguirían siendo los jinetes azules.

“Desde Movistar Riders se quiere agradecer a todos ellos su trabajo durante los últimos años. Su comportamiento ha sido ejemplar, por lo que les deseamos suerte en sus siguientes etapas profesionales”, reza el comunicado.

Movistar deberá conformar un nuevo roster

Y es que se han confirmado muchas salidas del equipo azul. Concretamente las de Adrián “Adriandp98” Dasilva, Carlos “Cantero” Cantero y Borja “BorjaLM” López, y del manager Álvaro “Trainer Al” Iglesias. Así lo habían anunciado algunos de los jugadores por medio de las redes sociales. Como es el caso de Adriandp98, informando de que “finalmente, me desvinculo de la familia de Movistar, un placer y gracias por todo”.

Aún quedan por conocer las verdaderas razones de esta revolución en el roster de Movistar Riders. Aunque se habla de que la participación del equipo en la SLO (Super Liga Orange) no ha causado la sensación esperada. Lo que está claro es que el mundo competitivo de Clash Royale es cada vez más exigente. Es por ello que los grandes equipos mueven ficha para no quedarse atrás.