El capitán sacó mucha ventaja de los Troncos fallidos de Soking.
El capitán sacó mucha ventaja de los Troncos fallidos de Soking.

Hay partidas que mueren por la boca al prometer demasiado y ofrecer demasiado poco. No fue ese el caso de Soking y Beniju, líderes en sus respectivos clubes, en la pasada jornada de la Superliga Orange. Saltaron chispas en los platós de la LVP, porque nunca un Cara a Cara estuvo tan bien escogido.

La contienda entre ambos jugadores se podría resumir en dos partidas. Dos muestras de lo cardíaco que puede llegar a ser una batalla del popular título de Supercell, donde Team Queso salió victorioso. No por nada, Soking y Beniju son dos de los jugadores más laureados de la escena nacional en Clash Royale.

Romperían las hostilidades el Gigante de Soking y el Minero de Beniju. El primero ointaría la cara al capitán de la armada con un Tronco que predijo su Pandilla. Toda la partida por delante y el quesero ya sacaba media torre a su rival. Pero sería ese predict de Soking el que lo llevaría a la ruina.

El chico del tupé abusó demasiado de su buena estrella, lanzando Troncos a diestro y siniestro. Pero Beniju no picó y sacó de ello toda la ventaja de elixir que pudo. Y menos mal que se coló un Leñador bajo las faldas de una Horda de esbirros, porque al Gigante de Soking le faltó un solo puño para derribar la torre. Fue más rápido el Leñador y el capitán salvaba su barco.

La Ballesta de Soking trabajó más

Diferente historia habría en su última partida. Haría falta la ‘foto finish’ para descubrir al ganador. Y resultó ser Soking, que por diez míseros puntos de diferencia se llevó su último match up frente a Beniju.

Y es que un mirror de Ballesta está hecho para el ojo de halcón. Dos solas ballestas necesitaron conectar para dejar en paños menores las torres de ambos jugadores. Una vez caídas, la partida se redujo a una suerte de carrera de Bolas de fuego, donde Soking fue más rápido.

Y eso que su último hechizo no impactó a tiempo. Pero algo se le debió colar a Beniju, porque diez puntos de vida dieron la victoria a Soking, cuando un impacto de la Ballesta infringe 26 puntos de daño sobre la torre rival.  Lo dicho: por el bigote de una gamba.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de