armagebum

La nueva expansión de Hearthstone vendrá cargada de 135 nuevas cartas. Como viene siendo natural en todas las expansiones, esta llegando el momento de observar con sumo cuidado las habilidades y estadísticas de las cartas legendarias que se van relevando. Pensando en como conformar un mazo que nos permita subir de rango con suma facilidad.

Hasta el momento solo se han revelado dos cartas legendarias, Elemento inestable de Myra y Electra Cargatormenta. Las cuales como prometimos, vamos a analizar con un poco más de detenimiento.

Elemento inestable de Myra

Como sabemos las cartas legendarias de clase suelen venir de dos en dos. Durante esta expansión cada clase tendrá su propio hechizo y esbirro legendario. Comencemos esta serie de análisis con en The Gamer, empezando con el primer hechizo revelado para Pícaro, Elemento inestable de Myra.

Por lo que podemos observar, se trata de una carta muy situacional. Se trata de una carta que para que salga rentable utilizarla, tenemos que encontrarnos en una situación concreta. Primero tienen que quedarnos pocas cartas en nuestra mano y en la del contrincante. Segundo tenemos que estar seguros de que lo que robemos, nos ayude a finalizar la partida.

A día de hoy son pocos los arquetipos en los que encajaría esta carta. Ya que la parte negativa, tiene que ver con que todo lo que no robemos se esfuma y acaba quemándose. Si saliera alguna carta tipo mano del muerto de guerrero, a lo mejor tendría algún futuro. Lamentablemente, la idea de poner una cuenta atrás con la fatiga, puede obrar en nuestra contra.

¿Posibilidades?

Puede que haya un arquetipo en el que pueda funcionar este hechizo legendario, estoy hablando de el Pícaro de Perdición de Reyes. Si podemos robar todos los bufos de daño que tiene el arma antes de lanzar el hechizo, seremos capaces de aguantar los efectos de la fatiga, y a la vez poder seguir haciendo daño.

Mediante una lista con dos copias de la carta Evasión, Porrazo, Esfumarse y sin olvidarse de Valeera la Lúgubre. Puede salir un mazo capaz de ganar partidas, pero se trata de una carta con pocas aplicaciones. Sin duda, el problema radica en que nos quedemos sin mazo, y su uso dependa demasiado de la situación de la partida.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de