El auge de las sombras todas las cartas portada

El año del Dragón nos ha brindado una nueva etapa en Hearthstone. Las constelaciones hablaron, presagiando sus alas sobre los tableros. Como es costumbre, el arranque de cada periodo ofrece nueva expansión y manda otras al banquillo. De esta manera, El Auge de las Sombras se apoderó de la taberna otorgándonos una nueva mecánica, los Lacayos de Hearthstone.

La liga del mal nos ofrece 135 nuevos y malévolos naipes con los que jugar. De hecho, como ocurre en cada expansión aparecen nuevas estrategias. Los malvados necesitan toda la ayuda posible. Así que los Lacayos de Hearthstone aportarán la fuerza bruta necesaria para cumplir los designios de sus terribles líderes.

No menospreciéis el poder de los Lacayos de Hearthstone

A pesar de tener las estadísticas más bajas posibles, estos esbirros 1/1 con un coste de mana mínimo contarán con un poderoso Grito de Batalla. En cuanto a su utilidad, no pertenecerán a un mazo especifico. Contar con algunos de estos lacayos en nuestro conjunto nos ayudará juguemos Aggro, MidRange o Control.

Por desgracia, estos pequeños ayudantes no formarán parte de nuestro mazo en si. Los podremos obtener gracias a la ayuda de otras cartas. Ya sea por sus Gritos de Batalla o Últimos alientos, estos lacayos darán el salto a nuestra mano cuando más los necesitemos.

lacayos hearthstone auge de las sombras

  • Lacaya bruja: Transforma a un esbirro amistoso en uno que cuesta (1) cristal más.
  • Lacayo ignoto: Invoca a un esbirro aleatorio de coste 2.
  • Lacaya kóbold: Inflige 2 p de daño.
  • Lacayo etéreo: Descubre un hechizo.
  • Lacaya goblin: Otorga +1p de ataque y Embestir a un esbirro amistoso.

Increíbles ayudantes en early, nos permitirán asfixiar al rival desde el turno uno. Una rápida presión con pocos cristales llenará la mesa fácilmente o nos ayudará a tradear. Por otro lado, en turnos altos, también son de importante ayuda. Transformar grandes esbirros o encontrar el hechizo oportuno puede ser la diferencia entre la victoria o la derrota.

Finalmente, en algunas ocasiones tendremos que ser aliados del RNG sino su ayuda será inútil. Tres de los cuatro lacayos de Hearthstone son totalmente aleatorios, por lo que la suerte tendrá que estar de nuestro lado.