la teoría del hándicap en FIFA

Ante la reciente noticia de la expansión de World Cup Russia 2018, y con la intención de aprovechar esta al máximo de cara al próximo verano; os queremos hablar de la teoría del hándicap en FIFA.

La teoría del hándicap en FIFA es un viejo conocido para los jugadores más habituales de la franquicia de EA Sports. El hándicap lo que pretende realizar es un balance de juego entre los jugadores de la partida en cuestión. Por tanto durante el desarrollo del mismo según cómo se vaya desarrollando el partido, compensará al jugador menos habilidoso.

Como es lógico por parte de Electronic Arts, este concepto siempre ha sido negado, y desmentido por su parte. De este modo simplemente emplazan a la pericia del cada jugador para alzarse con la victoria.

El propio Matt Prior, director creativo del juego, se desmarcó de que el hándicap este implementado en su juego. “Es algo que me preguntan a menudo. ¿hay algo relacionado con scripts y cosas predeterminadas en los partidos?. Os aseguro que no, no existe nada así. Es simplemente fútbol. Esas cosas siempre pasan en el fútbol“.

Por otro lado , la comunidad de jugadores de FIFA, ante los continuos extraños casos de victoria contra pronóstico, se propusieron plasmar sus peripecias fiferas por Twitter. Así a través del #fixfifa han comenzado a reflejar sus experiencias.

Qué poder hacer para revertir el Hándicap

Entre las formas de vencer o aliarse con la teoría del hándicap en FIFA, existen ciertas mecánicas para al menos intentar o revertir tales circunstancias.

En primer lugar, usar los cambios disponibles en el banquillo, pueden conseguir reducir las estadísticas del equipo; consiguiendo balancear el partido. Si por ejemplo un jugador está completando buenos pases o ha marcado varios goles, entre esos estaría el/los candidatos a dejar el terreno de juego.

En ocasiones se hace necesario manejar el partido con pases controlados y de seguridad para evitar bombardear al portero rival. Debido a que esto en ocasiones consigue elevar la confianza del mismo. Por tanto la meta rival se configura en una fortaleza inexpugnable.

Así que si en ocasiones el partido se vuelve cuesta arriba y estáis siendo superiores, no está demás aplicar estas técnicas y comprobar cómo cambia el rumbo del encuentro.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de