Fnatic

Era el partido más esperado de la jornada. Tanto Fnatic como G2 Esports se jugaban el primer puesto de la tabla, pero el encuentro iba más allá.

Durante años Fnatic fue el rey de Europa hasta que su rival entró en la competición y les arrebató el título. Además, Luka “Perkz” Perković había estado caldeando el ambiente a través de Twitter.

Fnatic le dio la vuelta al encuentro

La partida comenzó yendo sobre ruedas para el equipo capitaneado por Martin “Rekkles” Larsson. El sueco abrió la partida con un asesinato doble sobre la bot lane enemiga al minuto 3. Pero G2 supo aprovechar la desventaja de su parte inferior para enfocarla a la top lane y a medio.

Tras varias peleas, los samuráis igualaron el marcador de oro y empezaron a conseguir objetivos del mapa. Parecía que la partida estaba sentenciada cuando al minuto 34, G2 iba 8 mil de oro por delante y había tirado 6 torres.

Sin embargo, Fnatic no se rindió en ningún momento de la partida. Cambiaron las tornas al cazar a Perkz y sacarle el destello. Movimiento fundamental que les hizo conseguir el Dragón Anciano, un asesinato, la segunda torre de medio y un inhibidor.

Tras una teamfight bastante ajustada, Fnatic decidió rushear el Baron. El sacrificio de ambos support y la falta de visión de sus contrincantes les hizo conseguir el bufo. Los samuráis decidieron interrumpirles la vuelta a base, pero el daño y la posición de Rekkles consiguieron la eliminación de varios de sus miembros.

Paul “sOAZ” Boyer aprovechó la jugada para tirar el teleportar a la base enemiga y conseguir la victoria para su equipo. Fnatic vuelve a su trono.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de