El nuevo record en el League of Legends fue sido roto en una intensa y larga partida entre Dignitas vs Echo Fox en Norte América. Froggen consiguió 764 minions en los 67 minutos que duró el juego con Gangplank, mientras que Keith consiguió abatir a 738 CS con Kalista. Esto fue más que suficiente para batir el record anterior que ostentaba Shin ‘Coco’ Jin-yeong con 726 CS.

 

Este record anterior, sucedió durante el Campeonato de Primavera de 2015, Jin Air Greenwings vs. CJ Entus, una partida que todavía ostenta el record del juego profesional más largo de la historia de League of Legends, con 79 minutos y 45 segundos. Froggen and Keith, jugadores de Echo Fox, consiguieron batir el record de mayor muerte de CS en 13 minutos menos, aunque muchos de esos minions salieron del portal Zz’rot.

 

Froggen es conocido por su estilo de farmeo agresivo y por ser mejor en ello que sus oponentes. De hecho, el ya ostentaba el record no-oficial, de llegar a los 300 CS más rápido que nadie en juegos competitivos. Su estilo de juego con Gangplank en línea fue situar bien sus barriles y explotarlos para hacerse con todos los minions, empujando constantemente su línea.

 

La partida en sí, fue un tanto desesperante. Dignitas consiguió cuatro barones, dos inhibidores y el quinto dragón en varias ocasiones, aun así, perdieron. En los últimos minutos del juego, intentaron entrar en la base de Echo Fox con todos los bufos posibles y murieron casi todos menos Poppy. Sin ninguna baja por parte de Echo Fox, estos entraron en la base de Dignitas destruyendo un inhibidor, pero como los miembros de Dignitas empezaron a reaparecer, los de Echo Fox tuvieron que volver a base. A pesar de esto, Keith y Big se las arreglaron para hacer un genial backdoor que acabó con la destrucción, muy ajustada, del nexo enemigo

 

Aquí está la repetición de los momentos finales:

https://www.youtube.com/watch?v=YO5RVFBT7ms%20

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de