final de la lec
Vía Twitter @LEC

Hoy era el gran día. Los dos mejores equipos de Europa se enfrentaban en la final de la LEC en Atenas para saber quién alzaría el título. Fnatic venía sediento de venganza, y G2 quería renovar su título a toda costa.

Lo único que teníamos seguro en este Best of Five es que tendríamos espectáculo puro. Tanto en la primera como la tercera partida parecía que Fnatic destronaría a G2, pero los samuráis no son tan fáciles de derrotar.

Fnatic buscaba su venganza en la final de la LEC del split de verano

El primer encuentro de la serie comenzó lleno de acción. Al minuto 3 ya había siete kills en la partida que comenzaron en la bot lane. Aunque en un principio la partida parecía igualada, poco a poco Fnatic comenzó a apretar la soga a G2.

Pero con un Bwipo imparable, un Rekkles muy fedeado y un Hylissang increíble los samuráis no podían hacer nada. El equipo naranja solo necesitó el Nashor y una gran pelea para zanjar la primera partida.

Por otro lado, el segundo mapa fue mucho más lento que su antecesor. Los equipos parecían más calmados y más centrados en la partida. Pero en esta ocasión G2 se impuso de forma temprana en la partida demostrando que querían renovar el título.

La tercera partida era la que desempataba. Fnatic empezó con un invade, pero a diferencia del Schalke ayer los samuráis supieron reaccionar y se llevaron la primera sangre. Los primeros compases parecían que G2 se llevaría también el mapa, pero los de Rekkles no lo iban a poner tan fácil y no dudaron en contraatacar.

Fnatic parecía que se llevaría el mapa por su ventaja en oro. Sin embargo, la partida estaba tensísima a pesar de que G2 no había tirado ni una torre. No obstante, no fue hasta que Bwipo actuó agresivamente sobre Perkz cuando la partida se rompió y pusiese la partida a favor de Fnatic.

El cuarto partido era el decisivo. O Fnatic se coronaba como campeón o G2 sacaba sus catanas. Ambos sabían que tenían que darlo todo, y desde el principio tuvimos peleas y espectáculo en estado puro.

A raíz de la increíble escapada por parte de Wunder contra la bot lane enemiga consiguió tensar aún más al club inglés. Gracias a esa jugada, la partida se volvió favorable para los samuráis.

El título europeo decidido en una quinta partida

Hacía cuatro años que no teníamos una quinta partida en una final de LEC. Silver Scrapes sonaba de fondo, banda sonora que nos decía que estaríamos ante una partida llena de emoción.

Ambos equipos pusieron toda la carne en el asador y sacaron sus mejores picks. Rekkles volvía a asegurar a Xayah y Caps sacaba a Syndra como los tiempos en los que jugaba medio.

Los primeros minutos volvieron a ser de tensión y G2 comenzaba poniéndose a la cabeza con varias peleas, pero Fnatic no iba a rendirse tan pronto.

El equipo de Ocelote poco a poco iba poniéndose a la cabeza, sin embargo, una increíble pelea en la top lane dio la vuelta a la situación. Aún así, no fue suficiente, ya que G2 supo defender el Baron y Fnatic no pudo hacer nada por el bufo del monstruo épico.

G2 quería terminar con su contrincante, pero este no se lo estaba poniendo tan fácil. Fnatic les plantó cara en varias ocasiones con team fights increíbles.

Aún así tras una rotación donde los samuráis entraban en la base de su rival matando a Nemesis, consiguieron asegurar el segundo Nashor. Movimiento que les otorgó su sexto título europeo.

¡Felicidades, campeones!

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de