Invictus Gaming
Vía Flickr @lolesports

El primer día de las semifinales nos traía un auténtico duelo de titanes. El equipo chino de Invictus Gaming se enfrentaba al europeo G2 Esports.

La tensión en el ambiente y los nervios se notaban en la presentación de ambos conjuntos, donde el support de los samuráis salió emocionado y envuelto en una bandera de Corea. Fuese quién fuese el ganador iba a hacer historia.

Invictus Gaming y la importancia del early game

Sin duda alguna, uno de los pick estrella de los Worlds ha sido Aatrox, e Invictus Gaming se había preparado una arma secreta para poder contrarrestarlo: Jayce.

A pesar de tener el equipo chino un draft enfocado al early game, G2 resistió perfectamente en los primeros compases de la partida, donde hubo bastante acción. Pero poco a poco los subcampeones de la LPL comenzaron a ahogar lentamente a los europeos.

El castigo que ejercía Song «Rookie» Eui-jin con Jayce sobre el Aatrox de Luka «Perkz» Perković culminó con un gankeo de tres personas sobre el europeo, que puso la primera piedra para sentenciar el encuentro. La diferencia de oro comenzaba a dispararse. Aún así los samuráis seguían aguantando la presión.

G2 optó por regalar todos los recursos del mapa, excepto un bufo rojo en que Marcin «Jankos» Jankowski intentó defender y que no hizo más que decidir el final del encuentro. El throw de los europeos daría la victoria a los chinos en el minuto 28.

La segunda partida el enfrentamiento Aatrox-Jayce pasó del mid a la top lane, pero con el mismo resultado. G2 seguía con una composición centrada al late game mientras que los chinos apostaban por todo lo contrario.

Invictus Gaming volvió a demostrar un nivel increíble asfixiando todo el rato a los picks fundamentales del equipo de los samuráis. El daño que hacían y el control del mapa hizo que la partida acabase de nuevo antes del minuto 30.

Daño de Invictus Gaming | Vía twitter @lolesports
Daño de Invictus Gaming | Vía twitter @lolesports

El adiós de G2 de los Worlds 2018

La tercera partida del mejor de cinco comenzó con Aatrox en el lado chino pero sin Jayce para los europeos. Aún así la partida comenzó siendo favorable para el equipo de Ocelote.

Las primeras jugadas de los samuráis tuvieron toda la ventaja de la partida. Parecía que el sueño todavía no estaba perdido. Aatrox comenzaba por detrás y las bestias de la composición comenzaban a conseguir daño. Se notaba que G2 iba a por todas.

Pero todo se esfumó en dos jugadas donde un Aatrox imparable le dio la vuelta al encuentro por completo. Todo lo que habían conseguido se habían esfumado. Invictus Gaming era el que tenía ahora el poder.

Al minuto 27 los europeos se quedaron sin torres que defendieran el nexo. Solo faltó una última pelea para destrozar el sueño de G2. Los chinos pasaban a la final, un logro que no se conseguía desde 2014.

A pesar del 3-0, G2 puede irse con la cabeza bien alta tras todo lo conseguido en estos Worlds. Asimismo, Europa todavía tiene la esperanza puesta en Fnatic que se enfrentará mañana a Cloud9 por el segundo puesto en la final.