Riot Games ha confirmado que el sistema de runas de League of Legends será remodelado de arriba a abajo tras finalizar la temporada del próximo año. 

El sistema de runas, una de las características más definitorias del juego, fue concebido como una plataforma para llevar la personalización y customización de estilos de juego más allá de lo establecido por Dota, el precursor de todos los Mobas.

Desbloqueando y combinando runas de diferentes propiedades, los jugadores podrían potenciar unas u otras características de los campeones, dando lugar a una variedad sin precedentes en el género y que habría introducido un factor de imprevisibilidad capaz de hacer cada partida realmente única.

Sin embargo, esta visión ideal no se cumplió del todo, y las runas se han convertido más en un quebradero de cabeza para nuevos jugadores -pues, recordemos, deben ser adquiridas en la tienda a cambio de puntos de influencia-, y su impacto en el metajuego no es tan fundamental como se esperaba.

Es por ello que Riot ha confirmado que ya está planeada una serie de cambios que modificarán de manera significativa todo lo relacionado con las runas.

Ha sido el propio GhostCrawler, diseñador jefe del juego, el que lo ha hecho oficial a través de las siguientes declaraciones:

“Pienso que el nivel de customización que ofrecen hoy en día runas y maestrías es, como mucho, regular.  Es cierto que la actualización que hicimos esta temporada con las maestrías keystone permitió que los jugadores tuvieran más opciones, pero aún nos queda mucho por hacer.

En el caso de las runas, los beneficios de estas son siempre pasivos, por lo que decidir cuál de ellas emplear es rara vez algo interesante. Tal y como son ahora mismo, las runas son algo que los jugadores casi siempre copiarán de alguna guía en internet, y eso no mola.”

Ghostcrawler continúa, alegando que la pobre situación actual del sistema de runas se debe en gran parte a que ha permanecido prácticamente intacto desde que se lanzó el juego:

“Cuando League of Legends fue lanzado, subir de nivel era el único progreso al que los jugadores se enfrentaban. Hoy en día, seis años después, la mayoría de los jugadores lleva siendo nivel 30 mucho tiempo, y disponen de otros sistemas de progresión en los que centrarse, como el rango obtenido a través de las partidas clasificatorias o las maestrías de campeones. Además, tenemos previsto lanzar aún más sistemas de progresión.

Aunque hace poco redujimos el tiempo necesario para subir al nivel 30, creemos que el período de introducción y adaptación al juego requiere mucha más atención. Cuando nos encarguemos de esto, estamos convencidos de que podremos ofrecer una experiencia más atractiva e interesante para los jugadores nuevos. Una experiencia que no se base en la obtención de pequeños bonus de carácter pasivo».

Ghostcrawler termina su intervención ofreciendo un pequeño avance de sus planes de reinvención y las dificultades que estos conllevan:

“¿Qué haremos para modernizar las runas y las maestrías? Debemos hacer cambios. Estos cambios, debo reconocer, no llegarán antes de que finalice la temporada de 2017. La razón es que son sistemas complicados para los desarrolladores, y afectan a la totalidad del juego, desde su equilibrio hasta la economía de los puntos de influencia (PI). Aún no podemos compartir detalles con vosotros, pero no quería comunicar que, efectivamente, no estamos contentos con la situación de estos sistemas sin garantizar que vamos a hacer cambios.

Estamos convencidos de que podemos convertir el sistema de runas en algo que ofrezca una cantidad de personalización razonable evitando el desbalance y la irregularidad presente en el proceso de subida de nivel.

Si bien es cierto que hay campeones desbalanceados -para bien o para mal- ahora mismo, lo que no podrán negar los jugadores es que el plantel es muy extenso, y hay campeones para todos los gustos. De igual manera, creemos que podemos ofrecer ese nivel de opciones diferentes en cuanto a runas y maestrías, o cualquiera que sea el sistema que las reemplace”.

Esto es todo lo que Riot puede contarnos al respecto por ahora. Teniendo en cuenta la lejana fecha proyectada por Ghotscrawler, parece que los primeros detalles concretos no aparecerán hasta bien entrada la próxima temporada.