evolución Call of Duty

Call of Duty es una de las sagas de shooters más consolidadas a día de hoy y está en constante evolución. Activision sabe perfectamente que, quien no se adapta, acaba desapareciendo. Por consiguiente, no es de extrañar que los desarrolladores incluyan mejoras que lleven la jugabilidad y la experiencia del jugador a otro nivel.

Nuevas características adaptadas a los deportes electrónicos

Hace unos pocos años era uno de los títulos más importantes en la escena deportiva. Sin embargo, la llegada de gigantes como Overwatch, League of Legends o Fortnite han relegado a CoD a un puesto más secundario en los eSports. Además, entregas como Ghost bajaron el nivel de la saga.

Activision siempre ha apostado por los eSports y lo ha demostrado constantemente. Por ejemplo, con hechos como la compra de los activos de la MLG o la creación de competiciones propias como la CoD World League. Su último paso ha sido la creación del modo Battle Royale en su último lanzamiento: Call of Duty: Black Ops 4.

Dan Bunting, director de esta nueva entrega, quedó asombrado por cómo juegos como Fornite o PUBG llaman la atención tanto a jugadores como a espectadores. Esto hizo que se decidieran finalmente por llevar el juego a un nivel inexplorado; subirse al tren de los Battle Royale.

Por supuesto, esta adición ha supuesto un gran sacrificio para la saga. Ya no contaremos con la campaña en esta nueva entrega, pero lo ha dado todo para que Battle Royale supla con creces esta falta. Van a llegar al corazoncito de los jugadores más leales usando zonas que todos conocemos, como Nuketown. También con personajes con los que hemos jugado anteriormente, como Alex Mason. Y, además, han implementado toda una serie de elementos que harán de este modo algo digno de jugar.

Por suerte, no faltarán toda clase de vehículos (aéreos, terrestres y acuáticos), y tampoco los zombis que tanto adoramos. Serán nuestros enemigos en varias zonas de Blackout (el mapa Battle Royale) y tendremos que deshacernos de ellos a la vez que luchamos contra el resto de jugadores.

Qué evolución nos deparará el futuro

Parece que el último paso que le queda a esta saga es su completa implementación de la tecnología VR. Quién sabe si, en pocos años, las competiciones de eSports se harán sin pantallas, teclados o mandos.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de