Tras casi quince meses desde el primer anuncio de Meet your Match a finales de abril, se ha incluido en Team Fortress 2 (TF2) un modo de juego específico para el plano competitivo. Con este cambio conseguirán acercar el estilo de juego profesional a un mayor número de personas.

Aproximadamente a la 1:00 de la mañana de hoy (aunque en Washington, donde tiene Valve su sede, daban aún las siete campanadas en la tarde del día siete), el juego ha recibido su esperada actualizaciónMeet your Match, que podría darle visibilidad en el plano competitivo y aumentar su hueco en el terreno de los eSports.

Durante sus últimos meses ha sabido mantener bien su base de fans, que oscila actualmente entre valles de 35.000 y picos de 60.000 conexiones simultáneas diarias. Aun así, para un juego con nueve años a sus espaldas y otros nueve de desarrollo (y todo sobre una idea de finales de siglo), es revelador que siga siendo capaz de mantenerse actualizado y fresco.

Los modos de juego ahora se clasifican en Casual (el «tradicional»), Competitivo (partida organizadas 6v6), Mann vs. Machine (el ya clásico modo cooperativo de 2012), los Servidores de la comunidad (con modos de juego no oficiales modificados por la comunidad) y el Entrenamiento, si bien los jugadores se han encontrado durante las primeras horas del parche con problemas de conexión a los servidores, imprevisto del que no ha tardado en hacerse eco la comunidad.

Lo cierto es que no a todos los jugadores les ha parecido del todo bien la forma de implementar el nuevo sistema, y muchos han hecho públicas sus quejas respecto al nuevo modo «casual», al que consideran poco… casual, debido a las penalizaciones por abandono y el no poder elegir modo de juego específico o mapa, como se reivindica en esta extensa discusión de Steam.

Junto a la actualización Meet your Match, y siguiendo la tradición del juego de «enfrentar» a sus personajes, se avecina un cruento combate entre el Heavy y el Pyro, al estilo de las actualizaciones que se llevaron a cabo entre el Demo y el Soldier o entre el Spy y el Sniper. El ganador, según se adelanta, recibirá nuevo equipo y un (por ambas clases necesitado) lavado de cara. Los jugadores deberán elegir un bando (del lado de uno u otro personaje) y los puntos de sus partidas se acumularán.

Por otro lado, se han añadido tres nuevos mapas al amplio repertorio oficial, y se han retocado varios elementos del juego. Entre varias armas que han visto sus estados, de nuevo, alterados en busca de un balance perfecto, varios personajes han experimentado cambios que pueden alterar de forma drástica el devenir de las futuras partidas.

Los teletransportes del Engineer cuestan menos de la mitad de metal que antes, el Demoknight deberá combinar con un escudo sus botas para sacar todo el provecho de ellas, la velocidad base del Spy se ha aumentado ligeramente, todas las Medigun del Medic le permiten igualar las velocidades del personaje curado y las llamas del Pyro ahora contrarrestan la cura del Medic. El registro completo de los cambios se encuentra en la página oficial.

Sin duda, Valve ha demostrado que aún tiene cariño por este veterano juego, con actualizaciones que por un lado mantienen la tradición de los grandes retoques y el nuevo material (mapas, armas, cosméticos, patos, alienígenas… Han tenido de todo), y por otro lo acercan a las corrientes profesionales de eSports que dominan el panorama de hoy (League of Legends, Overwatch, Starcraft, etc).

Si bien no todo el mundo estará siempre contento, este movimiento recuperará a un porcentaje de antiguos jugadores que partieron en busca de horizontes más competitivos, y está por verse el impacto real que puede causar en la situación de TF2. ¿Se impondrá en el panorama competitivo, atrayendo más nuevos jugadores? ¿Alejará quizás a ese sector cuyo mayor interés es enseñar y cambiar sus sombreros? ¿Captará de nuevo a antiguos jugadores que abandonasen por ser demasiado casual? Las respuestas las darán los meses, y en el caso de Valve, quizá los años.