Hacks, todos los jugadores los conocen, y a pesar de lo que muchos nos quieren hacer creer, no todos juegan tan limpio.

Desde los inicios de los juegos existen hacks para burlar los elementos difíciles de cualquier juego. Pero con la aparición de Internet este tema se volvió muy perjudicial, ya que no solo afectaba al servidor o al equipo local, sino que perjudicaba a otros usuarios.

En Counter-Strike: Global Offensive (CSGO), la industria de los hacks ha evolucionado a pasos agigantados.

Muchos jugadores han sido acusados de ser hackers justa o injustamente. Antes de continuar con este artículo vamos a recalcar que The Gamer protege el juego justo y limpio. Debido a esto no se va proporcionar ningún nombre ni enlace para localizar estos hacks.

Pero ¿cómo se ve que algún jugador está usando hacks?

Existen casos evidentes de jugadores que se teletransportan por el mapa matando a todos sus enemigos sin darles opción a que puedan ver por dónde viene la bala. Pero no todos los jugadores que usan hacks lo hacen de forma tan descarada. Otros intentan camuflarlo, solo hace falta un poco de ojo y experiencia de juego para diferenciar un disparo trucado de un disparo que certero.

¿En qué consisten los hacks de CS:GO?

Todos se centran en burlar la seguridad del sistema para facilitar el juego al usuario que los usa. Por lo general, tienen dos parámetros fijos conocidos como aimbot y wallhack.

Aimbot

El aimbot facilita la forma de apuntar o incluso apunta solo. Con el paso del tiempo lo han mejorado incluyendo parámetros para decidir en qué parte del cuerpo quiere disparar el usuario.

En CS:GO el disparo que más daño produce es en la cabeza, pero también es el más difícil de realizar a mucha distancia. Con este parámetro activado es indiferente encontrarse a 100 o 10 metros del objetivo.

Los parámetros de control de este aimbot se centran en disparar a la cabeza, cuerpo o pies, para que no sea tan evidente que se está usando.

aimbot
Aimbot en acción.

Wallhack

Desvela la posición de los enemigos en el mapa sin importar los muros que los tapen o lo escondidos que estén.

Wallhack
Así se ve a través de los muros con el wallhack activado.

Pero ¿hasta dónde pueden llegar los hacks?

Existen hacks de todo tipo:

Bunny hop. Consiste en ir saltando continuamente por el mapa. Esto no es un hack únicamente ya que existen jugadores que lo hacen y son capaces de matar, pero esto lleva muchas horas de práctica.

No todos los jugadores están dispuestos a echar esas horas hasta que lo consigan. Debido a esto, muchos hacks lo incluyen para que solo tengas que andar mientras el resto de jugadores te ven saltando.

La peonza. Este es el nombre que reciben esos jugadores que van por todo el mapa girando “como una peonza” sin parar mientras disparan y aciertan en la cabeza. También, designa a los jugadores que apuntando al suelo disparan y matan a todos sin moverse del lugar.

Los hacks son algo perjudicial para la comunidad, cada vez más difíciles de eliminar. Incluso, lamentablemente, han llegado a la escena competitiva. Existen vídeos en los que se puede ver que la consola de Valve expulsa a un jugador de la competición porque ha detectado que usaba hacks. Obviamente las explicaciones posteriores fueron que no se usaban hacks, que era un error en el sistema Anticheat de Valve. ¿Hasta qué punto se podría equivocar el sistema de seguridad oficial? nunca se sabrá con certeza.

Los hacks, probablemente, nunca se eliminarán. Pues siempre habrá jugadores que paguen por ellos con tal de no querer practicar para aparentar que son los mejores.

Una leyenda antigua

Se dice que un día un programador de Valve estaba jugando una partida competitiva de CS:GO que estaba infectada de tramposos. Estaba desesperado.

Debido a esta desesperación decidió crear un hack aprovechando los fallos que tenía Valve en ese momento y empezó a venderlo por Internet. Dicho hack fue muy acogido por los tramposos, ya que era indetectable. Pero lo que no sabían es que el hack que habían comprado tenía una finalidad oculta.

Al cabo de ciertas horas las cuentas que usaban este hack fueron automáticamente baneadas. Aquel día muchos hackers vieron cómo su intención de burlar al sistema era recompensado con una expulsión permanente del juego.

Si esta leyenda es cierta, puede que sea la mejor forma acabar con los hackers en CS:GO.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de