Fortnite: Battle Royale para Android

Todos deberíamos temer el día que Epic Games consiga lanzar Fornite para Android. Es bastante probable que el suceso desencadene una caída de la red de Internet a nivel nacional. Si tenemos en cuenta la cantidad de gente que espera la versión móvil del exitosos Battle Royale el caos puede ser grande.

Es cierto que hoy la emoción está por las nubes. Tenemos que ser sinceros y reconocer que cualquier adaptación de una plataforma a otra tiene sus ventajas y sus desventajas.

Tenemos que tener en cuenta, que la experiencia de juego será totalmente distinta ya que el móvil, frente al ordenador o la consola no tienen nada que ver. Y esto se nota mucho tras un par de horas de juego.

La funcionalidad del juego podría verse afectada

El rendimiento del móvil, será una de las diferencias que más notaremos frente a la consola o el PC. En la mayoría de los móviles, este rendimiento distará mucho de lo que nos gustaría que fuese o que incluso no funcionará.

Tenemos que tener en cuenta que el peso del juego es nada más y nada menos que de 2GB y que sus animaciones tirarán con fuerza de la RAM del dispositivo. En los móviles de gama media-baja la jugabilidad fluida será bastante complicada. Ya que en las pruebas que se han hecho en gama alta podemos ver algún que otro tirón.

Otro punto que debemos tener en cuenta, es que Fornite en su inicio estaba pensado para ser jugado con teclado y ratón. Si la jugabilidad se ve afectada desde una consola, imagínate desde la pantalla de un móvil. No tendremos esa sensación de control, no será igual de fácil disparar, saltar, moverse y mucho menos construir. Cosas como lotear, apuntar, dispara y saltar a la vez se harán más que difíciles con los dedos, que no ofrecen la misma soltura que un mando, un teclado y un ratón.

La pantalla será otro impedimento a la hora de jugar al Battle Royal de Epic Games. Como os imagináis jugar en la pantalla de un ordenador o una televisión; no tiene ni punto de comparación a hacerlo en una pantalla táctil de 5’5 pulgadas. Toda la actividad del juego se desarrolla ahí; lo que nos quita también visibilidad del entorno de juego, que ya es limitada.

A pesar de todo, seguro que será una gran experiencia aún con inconvenientes. Por ello, no podemos esperar a que lo lancen para poder probarlo nosotros mismos.