Hackers

Tanto el CSGO como el Team Fortress habían sido infectados por los hackers hace unos días. Si mataban a un jugador dentro del juego, podían acceder a su ordenador. Este error fue subsanado por One Up Security, que se encargó de entrar en el motor y ver donde se encontraba el fallo.

Se piensa que los hackers han podido realizar esta maniobra gracias a una brecha que se encontraba en el propio motor del juego, Source. Este motor es el que utiliza Valve en algunos juegos muy conocidos, entre los que se encontraban los dos protagonistas.

CS:GO y Team Fortress estaban infectados por un virus

Gracias a una brecha que había en el motor de estos juegos, los hackers podían cargar un código malicioso. Metían el código y esperaban a matar a alguien en el juego.

Muerte en Team Fortress
Muerte en Team Fortress

Cuando conseguían su objetivo, el código se activaba y podían entrar en el sistema del usuario al que habían aniquilado. En el ordenador infectado podían controlarlo, robar información, o causar otro tipo de daños en el sistema.

Justin Taft, el encargado de encontrar la brecha y solucionar el problema, ha dado las siguientes declaraciones acerca del problema:

“Los videojuegos son comunes en las salas de descanso de los empleados y en los hogares de los mismos. Una brecha o vulnerabilidad en el sistema podría utilizarse para saltar los muros de seguridad de la red privada del mismo. Además, descubrir una vulnerabilidad de ejecución remota de código en un videojuego popular puede utilizarse para crear rápidamente una red de bots o un randomware de propagación”.

¿Cómo ha solucionado Valve este grave error?

Valve en menos en 24 horas solucionó el problema lanzando un parche que bloqueaba en su totalidad este error. Tan rápidos como siempre. Por lo que los jugadores ya pueden jugar tranquilos.