Demanda

PlayerUnknown’s Battlegrounds retira la remanda de plagio que había emitido contra Fortnite: Battle Royale, antes de que comenzaran los trámites legales. A principios de este año, una filial del estudio Bluehole Inc. inició la demanda basándose en un plagio de contenido de su título PUBG.

El Battle Royale de Bluehole salió el 23 de marzo de 2017, fue considerado el título de Battle Royale más popular del mundo. Sin embargo, su índice de usuarios se vio resentido tras la aparición de Fortnite: Battle Royale en septiembre de 2017.

Dada la innovación de Fortnite con el sistema de construcciones. Esto le convierte en un juego más dinámico. Por lo que  sus índices de jugadores aumentaban estrepitosamente, sobre todo en PC. Por esta razón, Bluehole alegaba que Fortnite había robado parte de la base de jugadores de PUBG. Hay que tener en cuenta que PUBG solo está disponible para PC. Además, Bluehole alegaba que Epic Games utilizó el nombre de PUBG para la promoción de Fortnite

Ambos Battle Royale utilizan el motor Unreal Engine, que en realidad es producto de Epic Games. Este motor es utilizado también por el PUGB, pero sin duda es considerado como el motor estándar en la industria.

La demanda se retira sin que haya ningún afectado

Desde Seúl, capital de Corea del Sur, el sistema judicial ha cerrado el caso. PUBG Corp ha enviado una carta retirando la demanda a los abogados de Epic Games. No queda claro si se ha llegado a algún tipo de acuerdo entre las dos empresas afectadas.

Mientras ha durado la demanda activa, Epic Games ha “monopolizado” los Battle Royale, alzándose como el juego más jugado de este año. Ha ganando 318 millones de dólares en beneficios y sólo en el mes de mayo. Aunque PUBG haya perdido un gran número de jugadores sigue siendo un título popular. Pero si es cierto que ha sido desbancado por Fortnite. Algo normal en una industria tan competitiva como la de los videojuegos.