Hace unos días os contábamos lo importantes que son los periféricos para el éxito en el mundo del gaming. Hablábamos de las características que debían cumplir los teclados y los ratones pero, ¿qué hay de los auriculares?

Cómo se clasifican

Podríamos decir que los auriculares se clasifican principalmente según su comportamiento acústico. En base a ello tenemos auriculares abiertos y cerrados. Los abiertos son aquellos que además de no aislar del sonido exterior dejan salir gran parte del que emiten. A pesar de ello, en esa fuga dejan escapar frecuencias excesivas generando un equilibrio acústico que evita el embotellamiento o sensaciones parecidas.

Los auriculares cerrados presentan características totalmente contrarias, aislando del sonido externo y evitando que se escape el interno. Aunque podrían parecer ideales este tipo de auricular tiende a producir sensación de mareo y agotamiento del oído si se usan durante largos periodos de tiempo. Todo ello debido a su efecto ventosa que genera una gran presión

Sin embargo, no nos preocupemos, porque existe un género híbrido: los auriculares semiabiertos, perfectos para aquellos que pasan horas y horas jugando. Estos auriculares incorporan una serie de ranuras que dejan escapar los excesos de sonido.

Algunos datos técnicos

Cuando miramos las descripciones de los auriculares para decantarnos por unos o por otros, nos encontramos con un montón de números y conceptos que no siempre nos son familiares.

El primero que debemos tener claro es el de sensibilidad. Medida en decibelios, determina la potencia del  altavoz del auricular. En el mundo del gaming lo normal es entre 95 y 120dB.

Los drivers son también importantes. Este término se refiere a los núcleos de los auriculares, muy importantes ya que el resto de componentes se fabricarán en base a sus medidas. ¿Qué tiene de importante esto para un gamer? A la hora de conseguir unos buenos graves (base de cualquier juego) necesitamos un woofer amplio, lo que requiere de un diafragma de 40mm o más. Si no, sonidos como disparos, rugidos o bombas perderían todo su potencial.

Aprendiendo a elegir el auricular perfecto

Una vez comprendidos los tipos de auriculares, tenemos que tener en cuenta sus características principales. Estas características deben cumplir las necesidades de todo gamer.

Como todo, los auriculares deben ser ergonómicos. Algo básico es que el jugador esté cómodo y para ello sus periféricos deben adaptarse a las curvas naturales de su cuerpo (en este caso sus orejas). Las almohadillas no deben ser demasiado duras ni demasiado pequeñas. Además, un punto interesante es la ausencia de cables. Los auriculares inalámbricos están a la orden del día aunque como todo, aquí entran en juego las preferencias de cada uno.

En relación a ello es importante que la diadema, la pieza que une el auricular derecho con el izquierdo, incorpore un acolchado que aligere la presión del auricular contra la cabeza del jugador. Esta diadema deberá ser de un tejido adecuado, preferiblemente transpirable y que permita una sujeción cómoda.

La comodidad de la diadema es  muy importante. Propiedad de Xataka.
La comodidad de la diadema es muy importante. Propiedad de Xataka.

No debemos olvidar que durante una partida no solo tenemos que escuchar correctamente, sino también poder comunicarnos. Nuestros auriculares tendrán que incluir un buen micrófono que nos permita hablar de forma clara con nuestros compañeros. Es importante que el micro esté compuesto por espuma antipop. Esta espuma evita los golpes sonoros que generan letras como b y p al hablar.

Auriculares Turtle Beach Stealth 500P inalámbricos con micrófono.
Auriculares Turtle Beach Stealth 500P inalámbricos con micrófono.

Así pues, dependiendo del tipo de jugador que seamos y de nuestros gustos personales deberemos elegir el auricular que mejor se adapte a nuestras necesidades. No olvidemos que todos los periféricos son igual de importantes y que solo si sabemos elegir y nos sentimos cómodos con ellos lograremos ser invencibles.