tarjeta gráfica

Todos sabemos lo que significa tener una buena tarjeta gráfica potente o contar con una que haga que nuestros juegos se vean fatal o incluso, que nos haga sentir en inferioridad de condiciones si jugamos online.

Pero lo cierto es que, muy pocos saben como solucionar este problema o que componentes comprar cuando esto sucede. Si nos planteamos cambiar nuestra tarjeta gráfica o cambiar de ordenador, nos surgen muchas dudas. Es muy probable que en algún momento entremos en pánico.

Si esto te sucede, no te preocupes, puedes apoyarte en nuestro artículos sobre gaming y sus componentes.

¿Qué debemos de saber antes de empezar nuestra búsqueda?

Si nos decidimos a cambiar la gráfica de nuestro ordenadores lo primero que debemos de saber es la compatibilidad de nuestra equipo actual. Lo que llamaríamos la configuración actual de nuestro ordenador.

Los precios de las tarjetas gráficas pueden variar. Dependiendo de la gama que sea nuestra tarjeta podrá valer entre 100 y 1000 euros.

Antes de comprar una tarjeta gráfica debemos de tener en cuenta lo siguiente:

  1. Los pines de los que dispone nuestra fuente de alimentación. Los que le sobran para conectar la tarjeta gráfica. Debemos de tener entre 6/8 pines.
  2. La placa base cuenta con lo que llamaríamos el chip gráfico y las ranuras PCI. Estos debe ser el adecuado para no ralentizar los procesos.
  3. El monitor por donde vamos a sacar la imagen, que debe ser adecuado a la tarjeta gráfica que vamos a utilizar, ya que podría ser el causante de un cuello de botella.
  4. Tenemos que tener en cuenta si vamos a querer utilizarla para VR, ya que los requisito de nuestra tarjeta gráfica serán distintos.

¿Cómo elegir nuestra tarjeta gráfica?

Las tarjetas gráficas se dividen por gamas y dependiendo del uso que vayamos a darte tendremos que comprar un modelo u otro, es decir, que la primera pregunta que tenemos que hacernos es, ¿Qué uso le voy a dar al ordenador?

Si vamos a utilizar el ordenador para la ofimática, o procesos de bajo coste gráfico, podemos utilizar la tarjeta gráfica que viene ya integrada en algunos de los procesadores que hay en el mercado. Si nuestro procesador no cuenta con este tipo de gráfica integrada, deberemos comprar un gráfica de gama baja o media. Estas tarjetas no suelen valer más de 100 euros.

El siguiente grupo sería el de las gráficas dedicadas a contenido multimedia. Estas tarjetas ya están más destinadas a reproducir contenido como videos, realizar retoque fotográfico o bien edición de contenido.

Estás gráficas podríamos encajarlas en el grupo de tarjetas gráficas de gama media.

Los nuevos modelos de tarjetas gráficas soportar la reproducción de contenido en 4k, aunque si es cierto que el rango de precio si queremos esta característica en nuestra gráfica, será mucho más elevado.

El último grupo sería el de las gráficas dedicadas a videojuegos. Este último grupo queda recogido en tarjetas gráficas de gama alta. Cuando utilizamos el ordenador para este tipo de procesos, la tarjeta gráfica cobra muchísima más importancia que en los casos anteriores. Tampoco podemos olvidarnos de la importancia de los procesadores, ya que es necesario complementar la tarjeta gráfica con un buen procesador. Si queremos jugar a lo grande, tendremos que ir a la última generación de tarjetas gráficas.

Especificaciones de cada tarjeta gráfica

Teniendo ya claro las necesidades de nuestro ordenador, tenemos que pasar a ver las especificaciones de las tarjetas gráficas.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es la cantidad de memoria (ancho de banda) y el tipo de memoria. Es más importante mirar mirar estas dos cosas que la cantidad de memoria. Si estamos comparando dos modelos con lo el mismo ancho de banda y el mismo tipo de memoria, entonces si que necesitamos mirar la cantidad de memoria. Si vamos a trabajar con varios monitores lo mejor es una tarjeta gráfica con más GB. Estos datos tenemos que buscarlos en los GDDR.

La velocidad viene registra por lo que llamamos los núcleos CUDA. La potencia bruta viene dada por los TFLOPS. Un número mayor de los núcleos CUDA o en los TFLOPS indican un módelo más potente.

Diagrama de una tarjeta gráfica
Diagrama de una tarjeta gráfica

Rendimiento en los juegos

Si nuestra pasión son los videojuegos, es importante mirar siempre las especificaciones de los juegos a los que juguemos habitualmente. Las fichas de las Estos nos dirán lo mínimo que necesitamos para jugar de forma óptima.

Por ejemplo, si miramos las especificaciones de “Overwatch” vemos que nos recomiendan que nuestra tarjeta gráfica no sea inferior a 4GB de ram. Si nuestro ordenador tiene una tarjeta inferior vamos a tener tirones o incluso puede que no funcione.

Lo mejor es que si tenemos alguna duda preguntemos a un especialista.

 

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de