industria crunch portada

El crunch vuelve a ser noticia debido a uno de los lanzamientos más esperados de octubre, Red Dead Redemption 2. Pero antes de nada, ¿qué es el crunch en esta industria?

Se habla de crunch cuando varios trabajadores de una empresa de videojuegos deben realizar horas extra para cumplir la fecha límite del desarrollo del mismo.

Bien es sabido que las fechas límite mandan en la industria. Aún sin saber los problemas que van a surgir a lo largo del desarrollo del juego en las diferentes áreas, ya sea marketing, diseño, programación, etc. Existe una fecha límite a la que los profesionales deben ceñirse.

Este es el comentario de Dan Houser, uno de los fundadores de Rockstar Games, que desató la polémica:

Trabajamos semanas de 100 horas varias veces en 2018, asegura Dan. El juego acabado incluye 300.000 animaciones, 500.000 líneas de diálogo y muchas más líneas de código. Por cada tráiler y spot de RDR2 “probablemente hicimos 70 versiones, pero los editores pueden hacer varios cientos.”

La comunidad arde en cólera

Ante estas declaraciones, las redes sociales ardieron en comentarios referidos a los derechos de los trabajadores y en lo extendida que se encuentra esta práctica en el mundo laboral. Una práctica que afecta sobre manera a la industria del videojuego y que, desde luego, habría que ponerle fin.

Hemos de aclarar que Rockstar ha querido aclarar la polémica que incendió las redes sobre la eticidad de esta práctica:

Lo más importante es que obviamente no esperamos que nadie más trabaje de esta forma. A lo largo y ancho de toda la compañía tenemos algunos empleados senior que trabajan muy duro principalmente porque les apasiona un proyecto, o su trabajo en particular, y creemos que esa pasión se traslada a los juegos que lanzamos. Pero ese esfuerzo adicional es una elección y no le pedimos ni esperamos que nadie trabaje así. Muchos otros empleados senior trabajan de una forma completamente distinta y son igual de productivos, ¡simplemente yo no soy uno de ellos! Nunca forzamos a nadie a trabajar así, ya sea senior o junior.”

La cuestión es: ¿Cómo poner fin a esta práctica, cada vez más habitual, en todas las áreas laborales? ¿Es realmente necesario someter a los trabajadores a esta carga de estrés laboral y emocional?

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de