El jugador del F.C Barcelona, Gerard Piqué, ha puesto punto final a su compañía de videojuegos Kerad Games. El estudio de videojuegos estaba formado por 35 empleados. Pero tras superar los dos millones de euros en pérdidas, Piqué ha tenido que cerrar la compañía tras seis años en el mercado. La noticia ha podido corroborarse gracias al Boletín Oficial del Estado este jueves.

Esta compañía, Kerad Games, se encargaba principalmente de diseñar, producir, desarrollar y comerciar con juegos online para todo tipo redes y dispositivos. Dada la actual posición del jugador del Barcelona, su padre, Joan Piqué Rovira, se encargó de administrar la empresa.

Gerard Piqué

Una compañía que no logró asentarse

Durante los seis años en que la compañía de Piqué estuvo trabajando, desarrolló tres juegos para móviles. Golden League, Trivia League y Stop Goal son los títulos. El primero de ellos, Golden League fue el que más éxito y usuarios logró conseguir. Sin embargo, su difusión por más de 200 países no reflejó ningún beneficio en cuanto a ventas. Aunque durante sus primeros años vieron algo de luz, solo consiguieron unos ingresos de 5663 euros.

Gerard Piqué, siendo consciente del punto de no retorno en el que se encontraba la empresa, decidió no dedicar más capital a este proyecto. Por tanto, Kerad Games se liquida y se esfuma sin siquiera haber dejado algo memorable. Dadas las pérdidas, 2 millones de euros, no existía ni la más remota posibilidad de recuperar el dinero.

Actualmente, Piqué tiene otros negocios en marcha. Además del futbol y sus empresas, colabora con The Players Tribune haciendo entrevistas a otros deportistas del mundo. Aunque no tenga planes relacionados con los videojuegos, no puede decirse que no lo haya intentado. Por ahora, se mantendrá en sus puntos fuertes y dejará de lado la industria de videojuegos.

 

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de