Parece ser que el Comité Olímpico Internacional (COI) y los eSports han comenzado a estrechar lazos. Tras muchas diferencias, por fin parece que el asunto está llegando a buen puerto. Este pasado fin de semana el COI ha celebrado un primer encuentro con los protagonistas del panorama de los deportes electrónicos. De ahí ha salido el ELG (eSports Liaison Group). Se trata de un grupo de trabajo creado para averiguar cómo se pueden incluir los eSports en el mundo olímpico.

Esta primera cita tenía el objetivo único de intercambiar opiniones. La Global Association of International Sports Federations (Gaisf), el COI y los principales miembros del panorama de los eSports (jugadores, publishers, organizadores de competiciones, etc) se reunieron para debatir.

Kit McConnell, director deportivo del COI, ha dejado claras las conclusiones del encuentro. ”Ha habido consenso en que la colaboración futura se basará en garantizar que cualquier actividad respalde y promueva los valores olímpicos”.

Condiciones para ser olímpicos

Aunque el tema parece estar avanzando, aún queda bastante para que los eSports sean olímpicos. Como ya comunicó el COI en su día, existen una serie de condiciones que un eSport debe cumplir para poder ser admitido como deporte olímpico.

Como respaldaba McConnell, el contenido de los eSports no debe infringir los valores olímpicos. Además, debe existir una organización que garantice el cumplimiento de las reglas del Movimiento Olímpico (antidoping, trampas, apuestas…).

Por esta regla de tres, juegos del tipo MOBA y shooters quedarían eliminados de la lista de candidatos olímpicos. Así, los únicos que por el momento parecen susceptibles de formar parte de las olimpiadas serían juegos como FIFA, NBA 2K o PES. Todavía habrá que esperar para ver cómo avanza esta nueva propuesta. Aún falta para saber si el ELG servirá para que veamos a los eSports como olímpicos.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de