Exterior de la Barcelona Games World. Imagen: BGW

La Barcelona Games World no entiende de conflictos y vuelve a ser un rotundo éxito.

Con más visitantes que nunca, la feria se ha convertido en una de las grandes referencias en cuanto a videojuegos y eSports se refiere en tan solo dos años.

Una enorme variedad de puestos y stands de variada índole que hacen de la BGW un digno contendiente de las famosas Gamergy o Madrid Gaming Experience.

Lleno absoluto para League of Legends

Barcelona fue la ciudad elegida para el pistoletazo de salida de la Superliga Orange.

La liga más importante del país comenzó en la Barcelona Games World con lleno absoluto.

Fueron miles los aficionados que se congregaron en el enorme booth que la organización dispuso para la ocasión en la feria. La LVP quería un inicio por todo lo alto y para ello se agenció nada menos que una de las naves de la Fira de Barcelona, lugar donde se celebraba el multitudinario evento.

En serio, no había ni un asiento libre para ver los partidos. Y no será por falta de gradas.

Nadie quiso perderse el batacazo de Baskonia la inesperada proeza de unos prometedores Giants.

Competición para todos

También hubo lugar para los torneos amateur organizados por grandes marcas de hardware como MSI o HP, que tuvieron a bien colocar una importante cantidad de PCs de gama alta a disposición de los visitantes.

Nosotros decidimos no probar suerte tras ser humillados el pasado año en la Madrid Gaming Experience.

No se aburren, juegan a Hearthstone

Switch para ti Switch para mí

Pero si hay una compañía que se rompió los cuernos esa fue sin duda Nintendo.

Lo primero que los visitantes podían ver al entrar en el recinto era un enorme stand de Nintendo Switch, el nuevo híbrido portátil-sobremesa por el que los japoneses hacen colas de días.

Solo Mario puede formar colas sin dar cosas gratis

Aquí también había colas. Pero no para comprar, sino para probar el nuevo Mario.

La esperada nueva entrega del fontanero saltarín engendró colas de dos filas. Más de media hora estuvimos esperando para probar el jueguecito. Y todo para que nos echaran a los 10 minutos.

#worth

También fue cosa de Nintendo otro de los stands más llamativos (y ruidosos) de la feria.

Una suerte de estadio en miniatura con pequeñas gradas y una gran pantalla donde tuvieron lugar torneos para aficionados.

Mario Kart 8, Pokken o ARMS fueron algunos de los títulos por los que los fanboys y girls proferían gritos ensordecedores. También sirvió el tinglado para celebrar un sorteo con una Switch como premio. Ni que decir tiene que participamos y que no nos tocó.

Interiorismo nerd

No hay feria de videojuegos sin merchandising, cosplay y attrezo molón decorando cada rincón.

Naves de Star Wars, figuras de personajes archiconocidos y hasta tanques de cartón piedra distribuidos a lo largo y ancho de la enorme infraestructura interconectada que conforma la Fira.

“La nave más inútil de la galaxia”, rezaba el cartel

Cosplay nivel: 9000

Entre las más de 5 naves que componían la expo había una enorme carpa al aire libre para comer, charlar, descansar e inhalar un poco de aire puro. Ahí pudimos ver a varios personajes de League of Legends y Overwatch, amén de varios Rick y Morty(s) y algún que otro Goku de pelo azul.

Si alguien conoce a esta simpática Mei que nos diga su nombre, si us plau

Figuras, tazas y pósters

En cuanto al merchandising, el repertorio era tan abundante como variado.

Ya sabéis, videojuegos, series, anime… Había para todos los gustos. El concepto “feria de videojuegos”, lo sabemos bien, se desdibuja cuando hablamos de cositas que comprar. Los organizadores deben pensar que a quien le gusta algo “friki”, le gusta todo.

Y a juzgar por la afluencia en el pabellón dedicado a tal efecto, algo de razón llevan.

¿Creía el de la derecha que nadie lo iba a pillar mangando esa Harley Quinn?

¡Zona Arcade!

Una de las cosas que más nos gustó de la feria fue el esmero y la atención que pusieron en el mundo arcade.

Toda una planta dedicada exclusivamente a la exposición de esas máquinas de videojuegos primigenias que tanto gustan a los viejos veteranos. Grata fue nuestra sorpresa al comprobar cómo también los más jóvenes disfrutaban con estos clásicos de antaño.

Esto es más divertido que el Candy Crush y no se acepta discusión

A ponerse las pilas por Madrid

La Barcelona Games World consigue en su segunda edición elevar aún más el listón.

No faltó de nada en la gran cita del videojuego de la capital catalana, que de nuevo demuestra que la celebración del universo videojueguil tiene cabida más allá de la capital, donde suelen tener lugar la mayoría de las ferias relacionadas.

Con la asistencia y el contundente éxito de la gira de la Superliga Orange aquí, la Barcelona Games World se postula además como una cita ineludible para los amantes de los eSports, que una vez más hacen gala de su incomparable capacidad de atracción para con el sector joven.

La pelota está ahora en los tejados de IFEMA.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de