Piqué invierte en eSports.

Independientemente de cómo termine el debate de los eSports como deporte, está claro que es un mundo que nunca será ajeno a ellos. Muchas son las marcas y clubs deportivos que no han perdido el tiempo, invirtiendo cuidadosamente en un nuevo sector que está en alza.

Buena prueba de ello es la reciente inversión de Gerard Piqué en los eSports. El laureado futbolista del F.C. Barcelona es consciente del gran futuro que espera a los videojuegos. Es por ello que ha anunciado su entrada en este nuevo ecosistema empresarial, según informa Mundo Deportivo. Hace tiempo que cuenta con una empresa en el sector, pero ahora ha dado un giro a sus negocios, preparando una competición internacional.

Otro jugador del conjunto catalán será accionista con el barcelonés. No es otro que Lionel Messi, empeñado en entrar en esta nueva competición que Piqué tiene en mente. Incluso podrían llegar a tener un equipo propio. Otro profesional del balón que también estaría involucrado sería Cesc Fábregas. En principio, habría otros nombres conocidos en el proyecto. Aunque no se revelarán sus identidades hasta que el conflicto en Cataluña se resuelva.

No solo Piqué invierte en eSports

No sería algo nuevo en el vestuario azulgrana, pues el portugués André Gomes, ya lleva un tiempo en esto. El centrocampista anunció su inversión en el sector hace unos meses, dando el pistoletazo de salida para una moda financiera que solo acaba de empezar.

Gerard Piqué tiene claro desde hace tiempo que el futuro está ahí, no en vano mantiene una relación cercana con Mark Zuckerberg, creador de Facebook. El estadounidense se reúne con Piqué siempre que viaja a Barcelona y viceversa.

Aunque no acaba ahí la relación del jugador blaugrana con la tecnología. Peter Vesterbacka, creador de Angry Birds, es íntimo amigo de Piqué. Además de Hirshi Mikitani, de la empresa Rakuten. Casi nada.