Katana Zero portada

Si disfrutasteis en su momento de “Hotline Miami”, es muy probable que al jugar con Katana Zero encontréis múltiples símiles. El nuevo título de Askiisoft y la productora Devolver Digital guarda cierto paralelismo. Sobre todo en aspectos como sus mecánicas, su estilo visual o su banda sonora. Pero también sabe marcar la diferencia con grandes dosis de acción en 2D y con su dificultad, que nos hará sudar más de una vez para completar alguno de sus niveles.

En nuestro análisis de Katana Zero os hablaremos sobre su jugabilidad, su original música, su historia y su estética. Un título independiente que también realiza una sutil introspectiva sobre la violencia en los videojuegos a través de un samurái errante que busca respuestas sobre su pasado.

Análisis de Katana Zero. Drogas, katanas y asesinatos a cámara lenta

En Katana Zero, como hemos dicho antes, interpretamos a un samurái que, de alguna manera, hace las veces de asesino a sueldo. Nuestra rutina diaria consistirá en realizar los “trabajos” que nos encargan nuestro jefe, que al mismo tiempo es nuestro psicólogo. Este nos inyecta todos los días una misteriosa medicina y nos entrega un dossier con toda la información de nuestro objetivo. Una vez consultada la podremos quemar.

Psicólogo

Cuando empecemos una misión, nuestro personaje se pondrá unos auriculares, encenderá su walkman y empezaremos el nivel. Este estará cargado de enemigos equipados con armas de fuego, cuchillos y escudos. No dudarán en atacarnos si nos ven. Pero nosotros contaremos con tres claras ventajas: el sigilo, la velocidad y la capacidad de ralentizar el tiempo como si de una película de Matrix se tratase. Esto nos permitirá atacar sin ser descubiertos, esquivar balas o devolver los proyectiles con nuestra katana para acabar con los enemigos.

Una vez acabado con el objetivo de la misión volveremos a nuestra casa para descansar. En este apartamento, una caja de zapatos cochambrosa en un barrio deprimido, podremos tomarnos un té y ver la televisión. Siempre está encendida y retransmitiendo las noticias que suceden en el Tercer Distrito (el nombre de la ciudad donde se desarrolla la trama). Nos acompaña como un murmullo incesante hasta cuando dormimos y empieza el día siguiente.

Apartamento

Esta rutina se repite cada día de manera cíclica. A veces conversaremos con algún vecino y otras veces iremos a tomar algo a algún bar. Matamos objetivos y volvemos al día siguiente a por otro más, pero… ¿Por qué? ¿Cuál es el auténtico fin de tanto asesinato? Nadie dice nada. Ni siquiera nuestros jefes nos dan muchos más detalles, salvo el perfil de nuestra víctima.

Todo esto cambiará cuando conozcamos de sopetón a una misteriosa niña que vive al lado de nuestro apartamento. A partir de ese momento empezaremos a tener extrañas visiones y sueños premonitorios que irán respondiendo a muchas preguntas. De este modo se desvelará una oscura trama oculta, el punto fuerte del juego.

Niña

Sin testigos

Cada escenario de Katana Zero se compone de varias fases de desplazamiento lateral. Nuestro objetivo quedará muy claro desde el principio del juego: NO DEJES SUPERVIVIENTES. Para superar cada fase, por lo tanto, tendremos que acabar con todos los matones y guardias que haya repartidos por el escenario.

Las mecánicas de combate son sencillas. Podremos dar una voltereta que nos proporcionará unos frames de invencibilidad, útiles frente a los enemigos que disparan. Atacaremos con nuestra fiel espada para asesinar enemigos en varias trayectorias. Además, el propio impulso de ataque también nos permitirá coger un poco más de altura en los saltos.

Gameplay

También podremos coger y arrojar objetos a los enemigos. Aunque a medida que avancemos en el juego, nos encontraremos con algunos más protegidos y lanzarles una botella no nos servirá de mucho para matarlos. Por último, dispondremos de una habilidad especial llamada “precognición”. Esta nos permitirá ralentizar el tiempo, ver las trayectorias de las balas e incluso devolverlas con un ataque de nuestra espada para acabar con enemigos.

Los niveles se irán complicando a medida que avance el juego. Cada vez habrá más enemigos con mayores protecciones y armamento.

Un golpe, una muerte

Katana Zero también cuenta con cierto plataformeo. Podremos superar las fases de diferentes maneras. Esto permitirá libertad para ejecutar estrategias y cumplir nuestro cometido de la manera más limpia y rápida posible. Hay que tener en cuenta que en este juego también se impondrá la mecánica de “un golpe, una muerte”. Esto quiere decir que podremos matar de un golpe, pero de la misma manera, nuestros enemigos también podrán acabar con nosotros en un santiamén.

Para esto también se ha incluido la función de rebobinar. Al igual que con una grabación de vídeo, si morimos, podremos rebobinar todo el proceso que hemos seguido hasta perecer. De esta manera se podrán corregir fallos en la ejecución del plan y tomar decisiones diferentes para superar la misión.

Katana Zero movimientos

Y lo mejor de todo es que estará disponible tantas veces como queramos durante todo el juego. Simplemente con apretar un botón volveremos a la vida y comenzará todo desde el principio. Lo usaremos mucho en los niveles más avanzados, pues Katana Zero pondrá las cosas complicadas a medida que avance la historia. Habrá momentos donde tendremos que medir muy bien nuestros movimientos. Hay que acertar al blanco antes de que él acierte con nosotros.

Elige qué tipo de persona quieres ser

En este juego también tendremos la famosa mecánica de toma de decisiones. Es verdad que es algo muy manido en todos los videojuegos a estas alturas, pero en Katana Zero las decisiones en los diálogos cuentan mucho. Todo depende del tipo de persona que queramos que sea el protagonista.

Conversación 1

Elegiremos entre ser implacables con nuestros objetivos o permitirles unas últimas palabras antes de morir. Esto nos permitirá romper un poco las reglas para saber más información sobre lo que realmente está pasando.

Podremos cortar una conversación a la mitad o seguir dialogando con los personajes para conocer más de ellos. Además, algunas de ellas tendrán ese humor característico de los juegos de Devolver, por lo absurdo de la situación y las opciones de contestación.

Conversación 2

Violencia al estilo pixel art

El título de Askiisoft trabaja muy bien su estética. Con ello nos referimos a todo su apartado visual creado con pixel art, el arte digital de crear imágenes a nivel de píxeles. Y es que Katana Zero utiliza todo este este estilo a la perfección. No es desde luego el más complejo, pero está muy bien cuidado, con multitud de animaciones y pequeños detalles que hacen que luzca espectacular en ciertos momentos.

Su variedad de niveles no hace que el juego resulte nada repetitivo, alternando entre localizaciones como salones recreativos, laboratorios, pasando por discotecas o calles de corte asiático.

Pixel art

También hay que destacar que los desarrolladores han realizado un excelente trabajo gráfico. Aprovechando este estilo visual, no han reparado en censurar la violencia explícita del juego. Katana Zero nos anima a recorrer un universo hecho de una violencia amable, como de dibujo animado, que nunca nos termina de parecer tan brutal como satisfactoria.

Nos encontraremos con escenas que, vistas con el filtro pixel art, no parecen para tanto, cuando en realidad son realmente crudas si nos paramos a pensarlo. El juego en ningún momento glorifica ni condena la violencia, simplemente la muestra y deja que seamos nosotros quienes saquemos nuestras propias conclusiones.

Violencia

Por otra parte, también hay que destacar el papel de los textos y los bocadillos de los personajes en las conversaciones. Están meticulosamente elaborados, utilizando diferentes colores, animaciones e incluso sonidos para transmitir lo que están diciendo los protagonistas y cómo lo dicen. Un recurso que consigue, sin voces, que nos imaginemos a la perfección cómo hablan.

Respecto a la banda sonora, Katana Zero incluye temas de estilo synthwave que le va como anillo al dedo con su estética. Como dato curioso, todos los temas que suenen durante el juego aparecerán en pantalla cuando empiece el nivel y el protagonista encienda su reproductor de música. Podremos ver el título de la canción y su autor.

Música

La senda del samurái

Finalmente, tenemos que decir que Katana Zero nos ha gustado mucho. Aunque su historia resulte algo corta (unas 5 horas) y la trama deje ciertas preguntas sin responder, sus mecánicas rápidas y frenéticas hacen que se disfrute en gran medida. La posibilidad de repetir niveles y volverlo a intentar desde cero hace que nos enganchemos al título y nos superemos a nosotros mismos en cada fase.

Ciudad

Además, su narrativa es muy interesante. Aunque tarda en arrancar, nos mantendrá con la intriga de saber qué diantres está pasando detrás de tanta muerte. Todo esto acompañado de un exquisito apartado audiovisual.

Sí, eso debería valer.

Valoraciones
Historia
Jugabilidad
Apartado visual
Banda sonora
Artículo anteriorSe aproxima la tercera temporada de Non non biyori
Artículo siguienteWolfenstein: Youngblood saca la artillería pesada con su primer gameplay tráiler
Adrian
Enganchado a las maquinitas desde pequeño. Estudiando periodismo. Amante de los títulos indie, aunque los juegos de Blizzard también son mi debilidad. Tengo alma ochentera

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de