La música diegética y extradiegética son inusuales y hablan del uso de la música en cualquier medio, ya sea cine, series, videojuegos o, incluso, teatro. Vamos a explicar estos términos y porqué son tan importantes.

La música diegética se puede presentar de diferentes formas

La música extradiegética es aquel sonido o melodía que el espectador escucha pero los personajes de la obra no. La mayoría de los main theme de cualquier obra lo son. Por otro lado, la música diegética es aquella que escuchan tanto espectador como personaje. Ya sea que ponen la radio, un grupo que esté tocando de fondo en alguna escena, etc.

Veamos ejemplos reconocibles. En la escena de la Boda de Sangre, antes de la tragedia se ve unos músicos tocando de fondo mientras distintos personajes están hablando. Esta sería una música diegética.

Por otro lado, el tema de romance entre Jon Snow y Daenerys Targaryen suena pero no para ellos. Simplemente está ahí para enfatizar un sentimiento. Y es que el principal uso de la música extradiegética es enfatizar lo que el director busca. Ya sea la epicidad con el tema de los Vengadores, un Jump-Scare con algún ruido agudo o sonidos leves y constantes o establecer el romance de los personajes a través de la música.

La música diegética, no obstante, da más realismo a la escena y ayuda al espectador a sumergirse y establecer más lazos con los personajes. Así mismo, se puede empoderar a los personajes siendo ellos los que cantan o tocan, como es el caso de Shigatsu wa Kimi no Uso, donde toda la trama se basa en música diegética.

Hay algunos casos en los que se puede «jugar al despiste». En Birdman, se presenta la música que parecía extradiegética como diegética al mostrar un músico que, supuestamente, era el que estaba tocando toda la música del filme.

Como conclusión, quiero decir que estas diferencias ya las sabemos todos, pero quizá no sabemos que se llamaban de esta manera.