Análisis CTR portada

El reciente título de Beenox, CTR Nitro-Fueled, nos invita a viajar a nuestra infancia de la mano de Crash y compañía a toda velocidad. De la mano de este equipo, rodaremos, una vez más, por los circuitos más alocados del universo Bandicoot. Todo esto aliñado con mejoras gráficas, un control más pulido y extras que no contaba el juego original.

En este análisis de CTR conoceréis que pudimos sentir al ponernos a los mandos de cada corredor. Como amantes de la saga, pisamos el acelerador a fondo en cada uno de los circuitos intentando cruzar la meta en primer lugar.

Análisis CTR Nitro-Fueled. Pisando el acelerador dirección “nuestra infancia”

Cualquier usuario que se ponga a los mandos de CTR experimentará una única sensación. Las largas tardes pegado al televisor de casa, solo o acompañado, disfrutando de alocadas carreras protagonizadas por una de las mascotas más icónica de la historia de los videojuegos.

La remasterización de uno de los clásicos de PS1 aprovecha claramente el éxito de su antecesor. A pesar de estar claramente inspirado en la saga Mario Kart, CTR cuenta con las suficientes herramientas para diferenciarse de su rival. Un modo “aventura” y aspectos para los personajes, en su actual versión, son claves para tomar una ruta distinta al título de la gran N.

La importancia de la aceleración

En esta entrega, como ya ocurría en su versión más primitiva, los saltos y derrapes serán pieza clave en nuestra victoria. Aprovechar cada curva o ligera desviación nos permitirá llevar la delantera al resto de rivales.

Por otro lado, los objetos, fieles compañeros durante la carrera, añadirán un plus si aprendemos a lanzarlos en el mejor momento. Una poción o TNT en el lugar más oportuno nos dará esa ventaja tan necesaria en niveles altos.

En cuanto a la dificultad de la IA, notamos una importante progresión al escalar la complejidad. Actualmente, la mayoría de títulos nos “obliga” a seleccionar dificultades más altas para disfrutar del juego al máximo. CTR Nitro-Fuel es “Old School”, por lo que la curva de dificultad es notable conforme avanzamos en él. De hecho, no siempre conseguíamos cruzar la meta los primeros.

Decid adiós a los polígonos y saludad al HD

Por suerte, 20 años de salto tecnológico han sentado a CTR de maravilla. Los desarrolladores han logrado “embotellar” la esencia del pasado en un frasco acompañado junto a los gráficos actuales.

CTR Nitro Fuel car retroAunque podamos utilizar ciertos aspectos que darán un toque retro a los personajes, la gracia reside en cada pelaje, textura o efecto actualizado que veremos durante las carreras. Gráficamente hablando, Nitro-Fuel hará llorar de alegría a nuestro niño interior. Seguro que ninguno podía imaginarse años atrás que Crash y compañía lucirían tan bien.

El sonido de los motores en marcha

Un dato curioso de este remake es que nos permitirá cambiar a la banda sonora original. Gran detalle sin duda del equipo de Beenox. Por lo general, mientras recorremos cada circuito escucharemos melodías que pondrán nuestra la piel de gallina.

CTR imagenHablemos de novedades

Como era de esperar, CTR no ofrece grandes cambios respecto al original. A pesar de ello, es algo de agradecer debido a que conserva perfectamente la esencia de su predecesor.

Pero tenemos que decir que las novedades que encontramos son jugosas. La mejora gráfica es, obviamente, notoria. Además, tendremos que desbloquear personajes, aspectos y cosméticos que aportarán muchas horas de juego.

Como colofón final destacar el retoque que recibe la IA. La “máquina” en modo difícil nos pondrá contra las cuerdas en la mayoría de ocasiones a no ser que dominemos completamente el juego. En cuanto a esto, aumenta la cota de diversión al plantearse un reto complicado de superar.

Conclusiones

Un clásico que viaja en el tiempo. Con un precio bastante económico, podréis disfrutar de un sin fin de horas de juego en solitario o acompañado. En cuanto a títulos de karts se refiere, posiblemente sea el competidor más exigente que haga sombra a la saga de Mario. Además, podríamos decir que es el más completo que se ha hecho jamás.

Finalmente, tras este análisis de CTR Nitro-Fuel, una pequeña reflexión. Cuando este título arranca, una sensación familiar recorre nuestro cuerpo. Un sentimiento que nos hace pensar ¡allá vamos otra vez! Curvas imposibles, objetos alocados y dominar los derrapes vuelven a nuestra vida como ya lo hicieron en nuestra infancia. Sin duda, un título obligatorio en la colección para amenizar esas tardes aburridas en las que no hay nada que hacer.

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribirse  
Notificación de